Exjefe del Gabinete recalca que acabar con este flagelo es fundamental para la gobernabilidad del país. “Había que hacer reformas profundas en el sistema judicial. Se requerían medidas audaces, pero se ha trabajado con mucha perseverancia y optimismo”, añade.

El renunciante presidente del Consejo de Ministros César Villanueva destacó el impulso de la lucha contra la corrupción durante su gestión, problema frente al cual se promovieron cambios fundamentales, como la reforma judicial, mediante una consulta ciudadana.

Villanueva sostuvo que cuando asumió sus funciones, junto con el presidente Martín Vizcarra superaron la crisis política que precedió a su Gobierno y luego han fomentado lineamientos políticos en cinco ejes que han impulsado en cerca de un año de Gobierno.

La lucha contra la corrupción, refirió, fue una de las acciones que generaron dudas y escepticismo, pero al ser fundamental para la gobernabilidad del país se entendió que se debían hacer reformas profundas en el sistema judicial.

“Se requerían medidas audaces, medidas que, en un país no acostumbrado a las reformas, generan preocupaciones, pero ahí estamos; fue una de las reformas que se han trabajado con mucha perseverancia, optimismo. Es un proceso iniciado y será una lucha de largo aliento”, refirió.

En conferencia de prensa para presentar un balance de su gestión, dijo que la reforma de la justicia no hubiera sido posible sin el referéndum, dado que por la composición del Congreso en ese momento, con una amplia mayoría de Fuerza Popular, no era posible tomar grandes decisiones.

Explicó que el respaldo mayoritario de la población a las reformas planteadas en el referéndum está dando paso no solo a la reforma de justicia, sino también a la reforma política, que podrán mejorarse en el camino.

Otro de los logros, destacó, fue encaminar la economía, impactada por la crisis política que vivía el país, lo cual permitió pasar de un crecimiento de 2.5% del producto bruto interno (PBI) a 4%, además de bajar el déficit y el gasto corriente.

“Cuando el Presidente asumió el Gobierno estábamos en 2.5% del PBI. Teníamos también una inversión privada que bajaba y gastos corrientes, y condiciones de fragilidad para equilibrar y empezar a crecer, pero lo hicimos. Ahí están los resultados, hay una economía en franco crecimiento”.

El Perú, además, ha pasado a ser en la región el segundo país con mayor atracción e inversión para la explotación de recursos naturales, después de Chile.

El eje de la descentralización, dijo, es también un pilar con muchas posibilidades de consolidarse a futuro, para lo cual es fundamental el manejo territorial.

Destacó asimismo la institucionalidad y el diálogo como herramientas permanentes para solucionar conflictos, como quedó evidenciado en el acuerdo con las comunidades nativas a lo largo del oleoducto.

“El diálogo no es debilidad, es una muestra de fortaleza. acotó.

Satisfecho

Villanueva sostuvo que se siente satisfecho del trabajo efectuado por el Gabinete Ministerial y aseguró que no se distanciará del gobierno del presidente Martín Vizcarra, a quien seguirá apoyando desde el Congreso.

Explicó que tomó la decisión de apartarse del Gabinete Ministerial para darle una alternancia que le permita al país crecer.

“La política no solo son gestos, sino también acciones democráticas, y una de ellas es la alternancia necesaria”.

Precisó, en ese sentido, que no se alejará del Gobierno, dado que ayudó a construir, junto con el presidente Martín Vizcarra, una política de largo plazo, como el plan de competitividad, que se anunciará en julio.

Dijo confiar en que el próximo Gabinete Ministerial incrementará la participación de mujeres como ministras de Estado, sugerencia que han recogido del Congreso, tras su presentación en el Pleno Mujer.