La Dirección de Inteligencia Sanitaria de la Diresa ha confirmado la presencia de la variante Iota, proveniente de Estados Unidos, en Piura.

Esta variante fue detectada por primera vez en Nueva York a fines de 2020 y rápidamente ganó terreno en distintos países de la orbe.

Son siete los casos que se encontraron de esta variante, mientras que hay otros encontrados en Moquegua, La Libertad y Callao.

En Piura circulan las variantes británica, brasileña y andina, llamada también C-37, la predominante en la región según un informe del Instituto Nacional de Salud.

La fuerza biológica de Iota es capaz de evadir la inmunización que otorga la vacuna contra la COVID-19.

Disminuye la neutralización de los anticuerpos de las personas inoculadas.

Piura reporta 119,000 contagios, 5038 fallecidos y más de 1,500 hospitalizados por la COVID-19.