Científicos analizan las mutaciones de Reino Unido y Sudáfrica.

Ginebra, Suiza

EFE

La aparición de dos nuevas variantes del coronavirus, un hecho natural y normal, no significa que haya que reconsiderar la eficacia de las vacunas que se han desarrollado, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las mutaciones “no significan automáticamente que tengamos que reconsiderar los efectos de las vacunas”, aseguró la especialista en vacunas de la OMS, Ana María Henao-Restrepo.

Dos variantes distintas del coronavirus descubiertas de forma casi simultánea en el Reino Unido y en Sudáfrica han causado preocupación mundial por lo que podrían significar en los esfuerzos para poner bajo control la pandemia con un grupo de vacunas que han sido desarrolladas.

Mutación

La OMS ha explicado que los virus son naturalmente susceptibles a mutar, pero que los cambios que experimentan no necesariamente cambian algo esencial en ellos.

En estos casos concretos los estudios iniciales no han encontrado evidencia de que algo haya cambiando en cuanto a la severidad de la infección.

Las primeras evaluaciones indicaban que la variante identificada en este territorio sería más contagiosa, pero esto se analiza ahora en una red internacional de laboratorios, declaró la jefa de la célula anticovid en la OMS, Maria Van Kerkhove.

Europa se inmuniza

Los envíos de las vacunas de Pfizer contra el covid-19 a ocho países europeos, entre ellos España, sufrieron un pequeño retraso por un problema logístico. Mientras tanto, el resto del Viejo Continente comenzó una campaña para inocular al personal sanitario.

“Debido a un problema, hemos reprogramado un número de nuestras entregas, la dificultad logística ha sido resuelta, y esas entregas están siendo ahora despachadas”, señaló Andrew Widger, director de relaciones con medios internacionales en Pfizer.