El presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, anunció este lunes que su gobierno no le concederá el asilo diplomático al ex mandatario peruano Alan García, quien es investigado por los sobornos que la constructora brasileña Odebrecht entregó a funcionarios de su segunda administración (2006-2011) por las obras de la línea 1 del metro de Lima.

Vásquez, acompañado por su canciller Rodolfo Nin Novoa, indicó que el Perú “funcionan libremente los tres poderes del Estado”.

“No hemos concedido el pedido de asilo porque en Perú funcionan libremente los tres poderes del Estado”, manifestó.

Por su parte, el canciller peruano Néstor Popolizio confirmó a RPP Noticias que García Pérez se retiró de la residencia del embajador de Uruguay en Lima.