FedEx ha puesto en marcha un nuevo sistema de rastreo de paquetes en tiempo real. La compañía norteamericana está implantando un dispositivo en sus paquetes que permite conocer en tiempo real la ubicación exacta de la mercancía, pensando en mejorar la distribución de mercancías sensibles, como material aeroespacial, envíos minoristas urgentes… O la vacuna para la covid-19.

El dispositivo se pega sobre los paquetes e indicaría en tiempo real la ubicación exacta de la mercancía. Además, el bajo precio de los dispositivos permitiría reducir el coste de posibles olvidos por parte de los repartidores al entregar la carga. Como repetidores, el sistema utilizaría los más de 300.000 vehículos y oficinas que FedEx gestiona en Estados Unidos. Es por esto que, durante su implantación a lo largo del otoño, solo estará disponible en el país norteamericano.

El lanzamiento podría marcar un antes y un después en el modo de trazar las mercancías en el sector logístico, ya que no solo permite conocer la ubicación de los paquetes. Si fuera necesario, podría aportar datos sobre la temperatura o la humedad del material transportado. Esta función está pensada, sobre todo, para el transporte de material médico, más sensible y susceptible de estropearse en determinadas condiciones ambientales.

“En el mundo en que vivimos, especialmente durante la pandemia, el cliente tiene un gran interés en asegurarse de que su envío se maneje correctamente y de que llegue a donde necesita ir en el momento exacto”, ha declarado Rob Carter, director de información de FedEx, durante el anuncio del lanzamiento.

FedEx lucha por el control de la distribución de una vacuna

Aunque el sistema puede ser utilizado para rastrear paquetes urgentes o envíos de cualquier cliente minorista, lo cierto es que el foco está puesto sobre el transporte de material médico, entre el que se encuentra la vacuna para el coronavirus esperada por todo el mundo. En un reciente informe, DHL advertía de las dificultades para hacer llegar la vacuna a determinadas zonas de Asia, América del Sur y África.

Sin duda, un problema global que necesita de respuestas como la de FedEx. Además, la vacuna que surja para frenar al virus deberá transportarse bajo temperaturas bastante frías -hasta menos 44 grados, según algunos expertos-, lo que hace de la herramienta un excelente sistema para saber si el material llega a su destino con las garantías que merece. El anuncio del lanzamiento por parte de FedEx ha coincidido con el repunte de sus acciones en bolsa, motivado por sus grandes resultados en el tercer trimestre del año, gracias al crecimiento del comercio electrónico durante los últimos meses. Sin duda, unos beneficios que ya están utilizando para luchar por el control de la vacuna en el sector logístico.