Cámara de representantes aprobaría hoy el juicio político. Vicepresidente Mike Pence rechaza invocar la 25ª Enmienda.

AFP

Ocho días antes del final de su mandato, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no será destituido y pidió calma durante su primera salida desde la toma del Capitolio por sus partidarios, que dejó cinco muertos.

Horas más tarde, el vicepresidente Mike Pence, rechazó invocar la 25ª Enmienda de la Constitución para apartar del cargo al mandatario Trump. “No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con nuestra Constitución”, indicó Pence en una carta a la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

Aislado

“Ahora es el momento de que nuestra nación se recupere y es el momento de la paz y la calma”, señaló Trump, en una alocución que contrastó con el virulento discurso que pronunció el 6 de enero frente a sus simpatizantes justo antes del asalto al Capitolio.

Más aislado que nunca en su propio partido, Trump podría convertirse en el primer presidente estadounidense en ser sometido dos veces a juicio político.

La Cámara de Representantes toma en consideración hoy la acusación de “incitación a la violencia contra el Gobierno”, cuya votación se espera el mismo día.

Al salir de Washington en la mañana, Trump denunció este procedimiento iniciado por los demócratas, calificándolo de “totalmente ridículo” y afirmando que generó “una ira inmensa” en todo Estados Unidos.

Trump se negó a reconocer cualquier responsabilidad por la asonada, asegurando que su discurso fue “totalmente apropiado” y denunciando el “error catastrófico” de las redes sociales, como Twitter y Facebook, que suspendieron su cuenta acusándolo de incitar a la violencia.

Impeachment

Con el respaldo de una gran cantidad de demócratas, y con el posible apoyo de republicanos, se espera que la acusación contra Trump se apruebe fácilmente en la Cámara Baja.

Trump ya fue sometido a un impeachment, cuando fue acusado en diciembre del 2019 de presionar al mandatario ucraniano para que investigara un presunto caso de corrupción de Joe Biden, actual presidente electo y quien entonces aparecía como su principal rival. Trump fue finalmente absuelto por el Senado de mayoría republicana.

Queda la duda sobre el rumbo y el desenlace del juicio que luego tendrá que celebrarse en el Senado, actualmente con mayoría republicana.

Los demócratas tomarán el control de la Cámara Alta el 20 de enero, pero necesitarán el apoyo de muchos republicanos para lograr la mayoría de dos tercios necesaria para condenar al presidente.

Coronavirus

Se conoció ayer que tres legisladores demócratas de Estados Unidos dieron positivo por el nuevo coronavirus hasta la fecha, luego de que los colocaran a resguardo en una habitación con otros parlamentarios, algunos de los cuales no usaban mascarilla, durante el asalto al Capitolio.

El legislador demócrata en la Cámara de Representantes Brad Schneider señaló que escapó por poco de una multitud hosca incitada a atacar el Capitolio y que debió confinarse junto con otros colegas en una habitación.

“Varios congresistas republicanos se negaron categóricamente a llevar mascarilla”, aseguró.

El muro prometido

En Texas, el presidente celebró el muro en la frontera con México. “Cumplí mis promesas”, señaló, en alusión a la barrera de 725 kilómetros erigida en la frontera común de 3,200 kilómetros.

Sin embargo, el “gran, magnífico” muro prometido por Trump en el 2016 no se completó. Del total finalizado, solo unos 20 kilómetros se han construido en zonas en las que antes no existía ninguna barrera física. El resto corresponde a mejoras o refuerzos de barreras existentes. Y México nunca pagó por el muro, como había prometido Trump.

El presidente estadounidense aprovechó para elogiar a su homólogo de México, el “gran caballero” Andrés Manuel López Obrador.

“Quiero agradecerle por su amistad y su relación profesional de trabajo”, dijo Trump al destacar su apoyo en el control de la frontera común.