Walter Noceda

La mayor competencia en el mercado aereocomercial —por el ingreso de nuevos jugadores como Sky Airline y Viva Air, la reducción de la oferta de Avianca y la suspensión de Peruvian Airlines— ha modificado las dinámicas del mercado de transporte aéreo y terrestre. Dada la mayor oferta en rutas de alta demanda, como Piura o Cusco, las aerolíneas medianas —como Star Perú— redirigen su oferta hacia destinos de baja demanda, como Huánuco o Andahuaylas. Por el lado terrestre, las empresas de transporte interprovincial de pasajeros enfrentan la menor demanda en rutas largas —como Lima-Piura o Lima-Tumbes— con la diversificación de sus servicios y alianzas con empresas aéreas, comerciales y de servicios complementarios, nunca antes vistas en el mercado.

Nichos en el mercado aéreo

La actual infraestructura y la baja demanda en las regiones, con aeropuertos medianos y pequeños, impide el ingreso de las grandes aerolíneas como Latam Airlines o Sky Airline. Ello supone una oportunidad de mercado para que aerolíneas con menores ventajas competitivas, como Star Perú, se mantengan en el mercado. “Hemos adquirido tres aviones Bombardier Darsh Q404, con capacidad para 76 pasajeros, que son idóneos para este tipo de rutas”, comenta Valeria Serpa, gerente comercial de Star Perú. Con la flota, la aerolínea atenderá destinos con poca competencia como Huánuco y Andahuaylas, lo que le dará una mayor rentabilidad que las rutas largas. Atsa también es otra de las aerolíneas que atiende estas rutas, con operaciones hacia Chachapoyas y Tingo Maria.

Los planes de expansión de las aerolíneas internacionales no contemplan el ingreso a estas rutas, por lo que el mercado tiene potencial. “[Las rutas secundarias] es un mercado poco desarrollado en el Perú y ahí es donde existen oportunidades. En Colombia la aerolínea EasyFly lo está ejecutando muy bien, con una cobertura muy amplia en ciudades secundarias”, añade Carlos Ozores, director de ICF, consultora estadounidense especializada en la aviación comercial.

Otro servicio que también se ve atractivo para este tipo de empresas es el de transporte privado charter. La mayor cantidad de operaciones de Atsa es de transporte privado, mientras que Star Perú también está apostando por este servicio. “El charter es un ingreso adicional seguro que te puede dar buenos niveles de rentabilidad”, explica Serpa.

Alianzas y diversificación por tierra

Las empresas de transporte terrestre de pasajeros han empezado a complementar las operaciones de las aerolíneas en lugar de competir directamente con ellas. Cruz del Sur ha realizado una alianza con Viva Air para complementar sus servicios. “[Viva Air] estará en algunos de nuestros puntos de venta físicos para el público no digitalizado y nosotros estaremos en su web con algunos destinos para el público que llega a Lima y quiere ir a Ica o Nazca. Así [el consumidor] va a tener una oferta complementaria de los modos”, indica Luis Ramirez, gerente general de Cruz del Sur. La empresa también ha realizado una alianza con Aeropuertos del Perú —concesionario encargado de administrar los aeropuertos del norte y Pisco— para complementar la oferta en rutas hacia el norte o conectar a los pasajeros que llegan a Pisco con Nazca, según el ejecutivo.

Además de alianzas, Cruz del Sur complementa la oferta aérea con su producto Viaja sin maletas. Éste te da la opción de enviar las maletas grandes con su unidad de cargo a un precio menor que el costo de comprar una maleta adicional con una aerolínea low cost, según Ramirez. Asimismo, la oferta de rutas de la empresa se está enfocando en rutas medianas y pequeñas, con lo que busca una mayor eficiencia en el uso de su flota.

La diversificación hacia otros servicios es otra de las estrategias utilizadas para enfrentar la oferta aérea. Según Cidatt, consultora dedicada al transporte terrestre, en el 2016 solo 11 empresas del top 25 de empresas de transporte terrestre interprovincial realizaban más de un servicio. Este número se incrementó a 14 en el 2018. Los principales servicios que empiezan a brindar las empresas son el de transporte de personal y turístico, y hay un mayor crecimiento de este tipo de empresas en comparación con las de transporte de pasajeros (ver gráfico).

Empresas como Movil Bus y Transportes Línea han realizado esta diversificación, según Juan Tapia, presidente de Cidatt. La primera ha empezado a dedicar una mayor proporción de su flota al transporte turístico, mientras que la segunda ha dejado de operar en transporte de pasajeros para dedicarse al transporte de personal. Cruz del Sur también está aumentando su oferta en transporte de personal, con una presencia consolidada en el sector minero y con miras a atender a otros sectores, como el agroindustrial o el de parques industriales.

El ingreso de las low cost marca una nueva etapa para el mercado de transporte. Los principales actores del mercado ya han empezado a adaptar su oferta para continuar compitiendo en el mercado. De no hacerlo, perderán sus ventajas competitivas, lo que podría determinar su salida del mercado.