José Luis Jaramillo

Entrevista. El proceso de transformación digital permite el desarrollo de mecanismos de integración efectivos y, al mismo tiempo, favorece la reducción del tiempo de permanencia de los asegurados en los centros de salud a escala nacional.

¿Cómo ha tomado el Perú esta cuarta revolución industrial que se vive en el mundo?

–En el Perú, como en el resto de los países, se han iniciado muchos cambios que nos impulsan a adecuarnos a la transformación digital.

En el Seguro Social de Salud (Essalud) se ha puesto en marcha el nuevo Servicio de Salud Inteligente (Essi), que comprende, entre otros aspectos, la informatización de las historias clínicas, con lo cual se reducirá significativamente el tiempo de permanencia del asegurado en los centros de salud en beneficio de los más de 11 millones de asegurados.

Este moderno sistema marca un hito en los servicios de salud en el país y en la región.

–Essalud ha avanzado, entonces, en la transformación digital…

–En Essalud vemos la transformación digital desde dos puntos de vista.

Desde el aspecto de las personas, mediante talleres de sensibilización a escala nacional orientados a concienciar en cómo la tecnología nos sirve como medio para alcanzar resultados.

Como siguiente gran paso, lanzamos la iniciativa Renueva Essalud, con el objetivo de reconocer, promover, motivar e incentivar el trabajo innovador de nuestros colaboradores enfocado en la atención de los asegurados.

En el ámbito de procesos se trabaja en su optimización y automatización de cara a la mejora de la experiencia del asegurado mediante diferentes proyectos digitales, como solicitud de citas vía web y app, lactancia cero trámites y el último lanzamiento, que es la historia clínica digital.

–En términos de digitalización, ¿cómo se ubica nuestro país en el ámbito regional?

–El Perú aún se encuentra por debajo de sus pares en la región. En el ámbito mundial, nuestro país ocupa el puesto 49, según el Digital Evolution Index.

Este retraso se debe, entre otros factores, al rezago que hay en infraestructura y accesibilidad.

Solo el 45% de los peruanos usa internet y en su mayoría es población joven. Por ello, se debe trabajar en un proceso de “evangelización” en las personas adultas para que adopten el uso de nuevas tecnologías.

–Es una tendencia global y no hay forma de evadirla. ¿Cuál debe ser el primer paso para una entidad que quiere ingresar al mundo de la digitalización?

–En las instituciones públicas, el primer paso es entender que su razón es el ciudadano y que todos los esfuerzos deben orientarse a brindar soluciones y servicios eficientes que atiendan sus necesidades.

Para hacerlo posible debemos trabajar en un cambio de mentalidad en la organización y aprender nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

En ese sentido, en mi gestión hemos puesto al paciente en el centro como un eje transversal a todo lo que es el servicio de atención en salud, trabajando en la prevención y la asistencia sanitaria.

–¿Cuáles son las bondades de la digitalización en una empresa y en una institución pública?

–Si entendemos que la razón de ser de las instituciones públicas es el ciudadano, uno de los beneficios es la “mejora de su experiencia”, que acerca las instituciones al poblador mediante mecanismos de integración, de tal manera que se generen vías de interacción que se interrelacionan y acceden a los servicios e información (redes sociales, aplicaciones móviles, aplicaciones web).

La optimización y automatización de procesos por medio de herramientas digitales permite mejorar la gestión, disponiendo de información de manera oportuna, completa y de calidad. Ello permitirá una adecuada y eficiente toma de decisiones en los niveles estratégico, táctico y operativo.

Al incorporar el aprendizaje de nuevas formas como parte de la cultura organizacional permanente, se promueve la cultura de la innovación, que es necesaria e indispensable en nuestras instituciones, las cuales muchas veces son gobernadas por paradigmas difíciles de cambiar.

Uso eficiente de los recursos

–¿La inversión en transformación digital entonces está plenamente justificada?

– Sí, la transformación digital permite acercar nuestras instituciones al ciudadano, mejora el uso eficiente de los recursos e incorpora una cultura de la innovación permanente en nuestras entidades. En ese sentido, la inversión para alcanzarla está justificada.

–¿Cuál es la meta en digitalización de Essalud hacia el 2021?

–La meta es proveer la Única Plataforma de Historia Clínica Electrónica al país y que esta pueda ser utilizada tanto por el sector público como por el privado.

Ello permitirá un uso más eficiente de nuestros recursos (medicamentos, servicios asistenciales, personal asistencial, equipamiento) para brindar un servicio de salud eficiente.

En esa línea, la migración a una plataforma digital permitirá que los pacientes, por ejemplo, si son transferidos de un hospital a otro, ya no tendrán que volver a hacer sus exámenes de laboratorio, radiografías, tomografías, entre otras pruebas. Toda la información estará contenida en la historia clínica digital, la cual será única y acompañará al asegurado a todos los establecimientos de Essalud en los cuales se atienda.