El abogado laboralista, Jorge Toyama, advirtió que las personas que realicen trabajo presencial y no quieran vacunarse contra el COVID-19, podrán ser colocados bajo suspensión perfecta; es decir, no cobrarán su sueldo.

“Existe un requisito para trabajar presencialmente, que es estar vacunado. Si el trabajador no tiene la vacuna no puede trabajar, y si no puede trabajar la consecuencia es que no le van a pagar el sueldo”, informó el experto, en diálogo con RPP.

“Los trabajadores, si no están vacunados, no reciben su sueldo. Lo recomendable para ellos es que se vacunen, pero si no quieren, van a tener que buscar otro tipo de trabajo, añadió.

El Decreto Supremo N° 168-2021-PCM estableció que desde el 15 de diciembre de 2021, toda empresa con más de 10 trabajadores solo podrá operar de manera presencial si todos sus trabajadores acreditan su dosis completa de vacunación.

El docente de la Universidad del Pacífico se refirió, además, al nivel de ausentismo que está generando la tercera ola de la pandemia del coronavirus en el país.

De acuerdo a Toyama, del total de la población económicamente activa (PEA) del país, el 70% trabaja de forma presencial. De este grupo, el ausentismo se ubica alrededor del 30%, a raíz del COVID-19.

“De los que trabajan presencial, el ausentismo se ubica en 30%. Algunas agencias de banco no están funcionando, se reduce la operación de fábricas había tres líneas, incluso las unidades mineras están alargando sus jornadas para que los trabajadores tengan menor exposición al contagio”, puntualizó.