Antes de retirarse para siempre, Tony Bennett, que tiene 95 años y padece Alzheimer, ha querido grabar un último álbum con su amiga Lady Gaga, con quien ya publicó un disco de versiones de jazz, Cheek to Cheek, en el 2014. El nuevo álbum, titulado Love for Sale, es la despedida de los escenarios del legendario cantante. Grabado en el 2018, acaba de salir a la venta.

La esposa de Bennett, Susan Benedetto, ha revelado que el artista no sabe que tiene Alzheimer. Cuando la familia anunció el pasado mes de febrero que padecía esa enfermedad, pocos fans del cantante imaginaron que volverían a verlo en un escenario.

Tony Benett y Lady Gaga durante el Festival de Jazz de Perugia

Tony Benett y Lady Gaga durante el Festival de Jazz de Perugia

Propias

El pasado verano, volvió a ensayar para dos conciertos en el Radio City Music Hall, con su amiga Lady Gaga. “Nadie sabía con certeza si Tony sería capaz de lograrlo, pero su familia creía que la historia de Tony podía dar esperanza a otros que luchan contra el Alzheimer. Y nos invitó a seguirle mientras se preparaba para el que probablemente sería su último convierto”, ha contado el periodista de 60 Minutes Anderson Cooper.

“Pero, ¿él te reconoce?”, le ha preguntado Cooper a la esposa. “Él me reconoce, gracias a Dios, a sus hijos también… estamos bendecidos de muchas maneras. Es muy dulce. Él no sabe que lo tiene”, ha contestado Susan.

El mítico show de televisión pudo compartir con Bennett y su familia la experiencia de prepararse para ese concierto y en esas conversaciones fue donde se reveló que el artista, en realidad, no sabe que está enfermo. “¿Cuánto entiende Tony de lo que ocurre a su alrededor en cada momento?”, preguntó Cooper a Susan, la esposa del artista. “Cada día es diferente. A veces a primera hora de la mañana, está más alerta”, contó la mujer.

El intérprete de clásicos como The Way You Look Tonight expresó su preocupación por su salud por primera vez en el 2015 cuando tuvo problemas para recordar los nombres de los músicos de su orquesta. El diagnóstico fue confirmado en el 2016.

Susan ha detallado que lo que sí sabe es que está en casa, no actuando en el escenario. Habría seguido cantando después de su diagnóstico, pero la pandemia fue especialmente dura para él.

“Fue Gayatri Devi, nuestra doctora, quien dijo: ‘Si quiere cantar, que cante, porque es lo mejor para él’. Ya sabes, todas las medicinas y todos los tratamientos que hacen para estimular tu cerebro, para él no hay nada más estimulante que actuar”, ha concluido Susan.

La despedida de los escenarios no se ha podido realizar antes por culpa de la pandemia, así que la familia se puso a trabajar para lograr el regreso. Finalmente el hijo mayor y mánager de Tony, Danny Bennett, tuvo la idea de los conciertos de Radio City en agosto con Lady Gaga.

Sin embargo, como su enfermedad había avanzado, su esposa dijo que no estaba segura de lo que iba a pasar exactamente en ese concierto. “Pero cuando llegó el momento de ensayar, ocurrió algo increíble. El acompañante de Tony, Lee Musiker, empezó a tocar y, de repente, estaba de vuelta”, contó emocionada. “No tenía notas, ni ayudamemorias. Estábamos asombrados, todas sus viejas canciones seguían ahí de alguna manera”, agregó.