El expresidente Alejandro Toledo afrontará detenido el proceso de extradición solicitado por el Estado peruano por cargos de corrupción, según la decisión tomada por el juez Thomas S. Hixson, titular de la Corte del Distrito Norte de California.

Esa determinación fue adoptada en la audiencia de fianza llevada ayer en la sede de edificio Phillip Burton, de San Francisco, estado de California.

El presidente Martín Vizcarra, más temprano, había adelantado que el Gobierno peruano es respetuoso de la independencia de poderes y que acataría la decisión de la justicia de Estados Unidos.

La fiscal Elise LaPunzina fue la encargada de sustentar la acusación contra Toledo y de argumentar la necesidad de que el exmandatario peruano permanezca detenido en tanto dure el proceso de extradición.

Peligro de fuga

El magistrado federal Thomas S. Hixson, del Distrito Norte de California, consideró que el expresidente (2001-2006) podría fugar de Estados Unidos en caso de salir en libertad, y recalcó que cuando fue detenido el martes pasado se halló en su casa un maletín con 40.000 dólares en efectivo.

Además, el juez tuvo en consideración los argumentos de la Fiscalía estadounidense, que se opuso a la libertad bajo fianza al esgrimir que Toledo carece de vínculos personales con Estados Unidos y que un posible destino para fugarse sería Israel, ya que su esposa, Eliane Karp, tiene nacionalidad de ese país.

Cabizbajo y sombrío

Karp estuvo presente en la audiencia como parte del público, pero llegó tarde a la sala. El exmandatario, que compareció con traje completamente rojo de presidiario pero sin esposar, no formuló declaraciones y mantuvo una actitud cabizbaja y sombría durante los aproximadamente cuarenta minutos que duró la sesión. Toda la defensa corrió a cargo de su abogado Joseph Russoniello. “Sería un fracaso diplomático significativo para Estados Unidos que Toledo se escapase”, aseguró Hixson al anunciar su decisión de mantenerlo en prisión.

El juez también fijó la próxima vista para el 26 de julio (dentro de una semana), en la que previsiblemente el político peruano contará con un nuevo abogado defensor, ya que Joseph Russoniello no seguirá con el caso.

Alegan discriminación

Pese a que en la vista de ayer lo único que se decidía era si Toledo salía en libertad bajo fianza o no, Russoniello, quien no quiso hacer declaraciones a los medios, fue un paso más allá y argumentó que debería rechazarse su extradición porque allí sería discriminado por su condición de indígena.

En la audiencia, el abogado alegó motivos tanto políticos como raciales para indicar que Toledo, a su parecer, no tendría un juicio justo en el Perú.

Respecto al maletín con 40,000 dólares hallados por las autoridades en el hogar del expresidente, Russoniello justificó que ese dinero es de su esposa y que lo usan para vivir y pasar el día a día, negando que se estuviese preparando para abandonar Estados Unidos.

Vela: Estamos satisfechos

El fiscal coordinador del Equipo Especial Lava Jato, Rafael Vela, expresó su satisfacción con la decisión del juez Thomas S. Hixson, titular de la Corte del Distrito Norte de California, de ordenar que Alejandro Toledo continúe detenido.

“Estamos satisfechos con la decisión del juez y es parte de un trabajo conjunto”, expresó a su salida de la audiencia de fianza de Toledo.

Dijo que los resultados fueron obtenidos por la coordinación entre el sistema de justicia peruano, por medio de la unidad de cooperación internacional, y la Fiscalía Federal y el Departamento de Estado, que hicieron suyo los argumentos de la estrategia peruana en este caso.

Vela evitó pronunciarse sobre los argumentos del juez para mantener bajo arresto a Toledo a fin de evitar entorpecer la estrategia de la Fiscalía, en aras de lograr la extradición del expresidente del Perú durante el período 2001-2006.

Ex Perú Posible

El JEFE del Gabinete durante el gobierno de Toledo, Luis Solari, señaló que “es una buena noticia para el Perú que Estados Unidos lo considere fugitivo de la justicia peruana; no lo citaron para el viernes, sino lo detuvieron hasta el viernes”.

el experuposibilista Juan Sheput también consideró predecible la determinación del juez. “Su comportamiento errático y los 40,000 dólares fueron fundamentales para el fallo”, sentenció.