¿Cómo se debe renunciar? Soluciones Laborales nos responde las dudas más frecuentes en torno a la renuncia de un puesto de trabajo. Entérate más en la siguiente nota.

¿Qué es la renuncia?

Es una forma de extinguir la relación de trabajo. Asimismo, se trata de un acto exclusivo del trabajador que lo ejerce en forma libre y voluntaria.

¿Cómo se renuncia?

Debido a que es un acto formal, tiene que ser por escrito y dirigirse al representante legal de la empresa o quien tenga representación para efectos laborales (jefe/gerencia de personal, jefatura/gerencia de RRHH, etc.).

Por otro lado, respecto a su presentación, puede ser física o virtual, esto último es posible si en la empresa se ha dispuesto la validez de las comunicaciones por esa vía. No necesita presentación notarial, salvo que el empleador no la quiera recibirla.

¿Qué debe contener la carta de renuncia?

La expresión clara de que se desea renunciar (no necesita justificación). Asimismo, se debe precisar la fecha del documento. Si se desea se puede pedir la exoneración del plazo de 30 días. Por último, se debe agregar el nombre y firma del trabajador.

¿Cuándo tiene efecto la renuncia?

A los treinta días de presentada la carta.

Por otro lado, si el trabajador desea pedir la exoneración del plazo de 30 días, el empleador tiene un plazo de 3 días para pronunciarse en rechazo al requerimiento, si no se entiende como concedida. Pese a ello, aun cuando el trabajador no pida la exoneración, el empleador por iniciativa propia la puede conceder.

La renuncia no está sujeta a la aceptación del empleador, tiene efecto con la presentación (que puede ser inmediata o diferida por el lazo de 30 días). Lo que se sí está sujeto a la aceptación del empleador es el pedido de exoneración del plazo de 30 días.

¿Qué pasa si el trabajador no cumple con el plazo de treinta días?

El empleador puede esperar que transcurra el plazo, y los días no laborados no se remuneran ni generan beneficios sociales. También el empleador podría decidir extinguir la relación de trabajo mediante despido por abandono de trabajo. Pese a ello, en ningún caso se pierden las remuneraciones y beneficios generados hasta el día en que se laboró.