Si bien el dólar cerró el 2020 con una apreciación de 9.20% debido al impacto del coronavirus y la crisis política que vivió el Perú, este año alcanzó picos nunca antes vistos en su historia.

El alza anual de casi 10% colocó al tipo de cambio como uno de los temas más discutidos a lo largo del 2021. Cabe mencionar que este anduvo entre los S/ 3.61 a más de S/ 4 durante medio año.

Si bien el dólar cerró el 2020 con una apreciación de 9.20% debido al impacto del coronavirus y la crisis política que vivió el Perú, este año alcanzó picos nunca antes vistos en su historia por factores tanto externos como internos.

Catastróficas inundaciones en Brasil dejan 18 muertos y 47 ciudades en emergencia

¿Qué sucedió? El billete verde mantuvo un breve periodo de estabilidad entre enero y febrero, meses en los que los reportes de la llegada de la vacuna contra el COVID-19 elevaron el optimismo del mercado local.

Sin embargo, en marzo de este año entró en juego el factor político: las elecciones presidenciales. Las encuestadoras no previeron la abrupta alza de quien actualmente se desempeña como presidente de la República. Pedro Castillo, un maestro y líder sindical del partido Perú Libre, fue visto por los inversionistas como alguien que brindaba poca confianza en relación a temas económicos.

La divisa estadounidense quebró de forma consecutiva sus récords históricos hasta llegar a los S/ 3.80 entre abril y mayo de este año cuando la segunda vuelta debió definirse entre Castillo y Keiko Fujimori, candidata que gozó de mayor popularidad entre los agentes del mercado cambiario.

Entre junio y julio, el dólar mantuvo su presión al alza dado que los órganos electorales tardaron en confirmar al ganador de la contienda ante unas ajustadas elecciones.

No fue hasta el 30 de julio que el tipo de cambio se cotiza a S/ 4.07, luego de que en la jornada previa cerrara a S/ 3.92, ante la profunda preocupación del mercado por la falta de juramentación del ministro de Economía y Finanzas.

La moneda extranjera se mantuvo por encima del umbral de los S/ 4 hasta el 13 de octubre, luego de la renuncia del congresista Guido Bellido a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), quien tampoco fue visto con buenos ojos por los operadores. Durante su permanencia en la PCM, Bellido provocó que el tipo de cambio se cotice hasta un nivel máximo de S/ 4.138 ante la amenaza de nacionalizar el gas de Camisea.

Evolución del dólar en Perú durante el 2021. (Fuente: Banco Central de Reserva)
Evolución del dólar en Perú durante el 2021. (Fuente: Banco Central de Reserva)

Para Luis Miguel Castilla, director de Videnza Consultores, el billete verde también se vio golpeado este año principalmente por la fuga de capitales tras un escenario político que trajo más dudas que certezas a los inversionistas.

El alza del dólar responde a la salida de capitales, producto de la incertidumbre electoral a comienzos del año y luego a las señales erráticas y adversas que ha dado el Gobierno respecto a cambiar las reglas de juego (para las empresas)”, refiere.

Sin embargo, el alza del dólar “pudo haber sido mayor” de no haberse dado la continua intervención del Banco Central de Reserva (BCR), según Castilla. Y es que el ente monetario ha vendido US$ 17,600 millones a la fecha en el mercado cambiario para atenuar la volatilidad de la divisa.

Incluso el propio presidente del Banco Central, Julio Velarde, dijo en su momento que sin la incertidumbre política que existe en la actualidad el tipo de cambio podría estar ubicado en niveles de entre S/ 3.60 y S/ 3.70.

¿Qué le espera al dólar en el 2022?

La divisa estadounidense deberá iniciar el próximo año nuevamente en un escenario de incertidumbre. Por un lado, se encuentran las preocupaciones a nivel global por el avance de la variante ómicron del coronavirus y una posible inflación en diversas economías. Asimismo, los operadores siguen de cerca los anuncios del Gobierno de Pedro Castillo en materia económica.

Los riesgos para el dólar son el alza por una mayor aversión al riesgo y también por los factores políticos, los problemas de gobernabilidad que perduran en el país”, refiere el director de Videnza Consultores.

Probablemente se den shocks en el mercado internacional o shocks internos los que hagan que el nivel del dólar sea más alto. Nadie con certeza puede prever un nivel determinado. Pero están dados más los riesgos hacia una mayor depreciación del sol. El tema es cuánto más con los elementos que hay en la actualidad”, añade.

La encuesta de expectativas macroeconómicas, realizado por el BCR en noviembre, indica que el tipo de cambio cerraría el 2021 entre S/ 4.00 y S/ 4.10, mientras que para el próximo año oscilaría entre S/ 4.10 y S/ 4.20. No obstante, en la última semana de sesiones cambiaras, el sol comienza a apreciarse frente al dólar y cayó por debajo de la barrera de los S/ 4, cotizando a S/ 3.974.

De todos modos, sería bastante improbable volver a ver al dólar en niveles cercanos a los que se encontró en el 2020. “Un factor adicional que probablemente va a presionar para que este se ubique por encima de los S/ 4 tiene que ver con la perspectiva de las tasas de interés de bancos centrales. Han anunciado retiro de liquidez para luchar contra la inflación. El incremento de tasas de interés va a hacer que los flujos de capitales salgan de mercados emergentes -como el peruano- y vayan a a bonos del Tesoro estadounidense o mercados realizados. Va a haber una presión de salida de capitales y ya no por el tema político”, considera Castilla.

Expectativas sobre el tipo de cambio al cierre del 2021, para el 2022 y el 2023, según las empresas del sistema financiero, analistas económicas y las empresas no financieras. (Fuente: Banco Central de Reserva)
Expectativas sobre el tipo de cambio al cierre del 2021, para el 2022 y el 2023, según las empresas del sistema financiero, analistas económicas y las empresas no financieras. (Fuente: Banco Central de Reserva)

Recomendaciones frente a un escenario incierto

La subida del dólar golpeó al peruano de a pie debido al incremento de precios de algunos de los productos que conforman la canasta básica como el pan, el combustible, el pollo, entre otros. A ello se suma el alza en el alquiler de inmuebles, así como la afectación para aquellos que mantienen deudas en dólares.

Según Jorge Carrillo Acosta, profesor de Pacífico Business School, la recomendación inicial es que “todas nuestras obligaciones las pongamos en soles para no depender de la volatilidad del dólar”.

No debemos tomar decisiones apresuradas en situaciones de incertidumbre. Conviene también endeudarnos en la moneda que recibimos nuestro saldo y diversificar un poco los ahorros si es que se tienen en dólares”, refiere.

Aquellos que consideren comprar dólares en el escenario actual deberán también tomar en cuenta que existen dos posibilidades: que el conflicto político se calme, lo que podría hacer que el dólar baje, o que haya más ruido e inestabilidad y, por ende, el dólar termine subiendo, según el docente.

Las proyecciones estiman que el dólar se va a mantener entre S/ 4.05 y S/ 4.10. No se proyecta un alza muy grande a menos que haya una vacancia presidencial o cierre del congreso”, indica. De darse dicho contexto, lo mejor sería ahorrar en soles dado que los bancos ofrecen tasas de interés más atractivas para la moneda local que la extranjera.

Un clima político más estable, con menos incertidumbre, que el gobierno enrumbe la inversión privada, que se sigan promoviendo las exportaciones y que no se vulnere la minería harían que el dólar descienda. Con una oferta mayor de dólares producto de mayores exportaciones de metales, el tipo de cambio tenderá a bajar y se evitaría una fuga de capitales”, puntualiza Carrillo.