Después de que la magistrada del Tribunal Constitucional denunciara presiones desde el Congreso para votar a favor del recurso de habeas corpus que busca revocar la prisión preventiva de la lideresa de Fuerza Popular.

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) rechazó esta mañana una recusación que interpuso la defensa legal de Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular, en contra de la magistrada Marianella Ledesma, miembro del TC.

Esta decisión se tomó en sesión reservada, antes de analizar la admisión de la demanda competencial que interpuso el presidente de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea, contra el Ejecutivo por la disolución del Congreso.

Al iniciar la sesión, se puso en conocimiento de los magistrados el pedido que realizó la abogada Giulliana Loza, defensa legal de la excandidata presidencial. Tras someterse a votación, la recusación fue rechazada por unanimidad.

Además, se supo por fuentes de El Comercio en el TC, que el presidente Ernesto Blume aún no entrega la ponencia sobre el recurso de habeas corpus que presentó la familia de Keiko Fujimori para anular la prisión preventiva que rige sobre ella, en el marco de la investigación que se le sigue por el Caso Odebrecht.

El pasado 27 de setiembre, la magistrada Ledesma denunció que hubo un llamado para que voten de manera unánime a favor del habeas corpus que busca la libertad de la lideresa de Fuerza Popular.

Aunque evitó revelar quién hizo el pedido, Ledesma señaló que interpretó esa medida como una manera de decirles que si votaban a favor del recurso, el Congreso no iba a cambiar a los integrantes del TC.

“No voy a ser infidente, pero es cierto. Me dijeron que lo ideal sería que todos salgamos de manera unánime, armoniosa, pacífica; y consolidemos una posición en relación a este tema (habeas corpus de Keiko Fujimori). Y mi respuesta fue que eso era imposible”, precisó en una entrevista al semanario Hildebrandt en sus trece.