Nutricionista asistencial del hospital Hipólito Unanue alerta que los productos refinados puede reducir hasta en dos años la vida de una persona

La nutricionista asistencial del hospital Hipólito Unanue Glenny Serrano Cordero alertó a la población tacneña comer con mesura en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo a fin de no poner en riesgo su salud en el corto y largo plazo.

“En estas fechas se come más carbohidratos, sin ir muy lejos en el panetón y chocolate ya hay 600 kilocalorías extra, se come también más postres y pasteles porque hay reuniones. Una cena copiosa con entrada, plato de fondo, más chocolate y panetón, puede significar hasta 1,200 kilocalorías más de lo que consumimos normalmente”, refirió la especialista.

Dieta balanceada

Recordó que el consumo constante y excesivo de carbohidratos refinados a largo plazo puede reducir en dos años el tiempo de vida estimado de una persona.

Destacó la importancia de comer productos naturales y que las personas con problemas como diabetes se cuiden a fin de no sufrir complicaciones en estas fechas de fiestas.