La Sunat informó que los ciudadanos podrán usar su número de DNI, a partir del segundo semestre del 2020, para generar una clave nacional y así acceder a una serie de servicios, sin necesidad de tramitar el número RUC o clave SOL, ni de acudir a un centro de servicios. Se tienen previsto que, a mediano plazo, otras entidades del Estado otorguen la misma facilidad.

Cabe destacar que en mayo, la Sunat esperaba que esta facilidad se inicie en diciembre de este año.

La Sunat y el Registro de Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) suscribieron un convenio para facilitar a los contribuyentes el acceso a servicios digitales tributarios y aduaneros, mediante la masificación de la identidad digital nacional a través de consultas biométricas.

La jefa de la Sunat, Claudia Suárez, destacó que, gracias al uso de la identidad digital con el soporte biométrico, ya no será necesario que los ciudadanos gestionen un número de RUC o clave SOL para realizar sus trámites. Por su parte, el jefe del Reniec, Bernardo Pachas, señaló que los servicios de registro digital promoverán la formalización de las actividades comerciales que se realicen en nuestro país.

Tras la suscripción de este acuerdo de cooperación interinstitucional, la Sunat tendrá acceso de manera gratuita a los servicios de verificación biométrica, tanto dactilar como facial de los ciudadanos que efectúen trámites aduaneros y tributarios, simplificando el acceso a estos servicios.

Con esa finalidad, el ente recaudador difundirá entre los contribuyentes el uso progresivo de la plataforma de autenticación de la Identidad Digital Nacional (ID-Perú) que será proporcionado por el Reniec, estableciendo una serie de procedimientos para agilizar y facilitar dicho servicio.

La Sunat también podrá consultar la relación de todas las personas fallecidas y registradas en el Reniec, información que se actualiza diariamente. Así, podrá verificar en línea, si un ciudadano está utilizando información indebida al momento de registrarse para iniciar sus actividades comerciales y cumplir con sus obligaciones tributarias.

Ambas entidades designarán un equipo de coordinadores que se encargarán de establecer una mesa de trabajo, dentro de los 30 días hábiles posteriores a la suscripción, para implementar los procedimientos necesarios que garanticen el intercambio de información entre las dos instituciones.