Rusia amenazó este jueves con reaccionar, incluyendo la opción militar, en caso de que Estados Unidos rechace sus principales exigencias en materia de seguridad, y reiteró que desea la retirada de las fuerzas estadounidenses de Europa central y oriental y de los Estados bálticos.

“Si no hay una disposición de parte de Estados Unidos de entendernos sobre las garantías jurídicas para nuestra seguridad (…) Rusia se verá obligada a actuar, sobre todo aplicando medidas de carácter militar y técnico”, dijo el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en su respuesta a las propuestas estadounidenses sobre seguridad europea.
Rusia insiste en “la retirada de todas las fuerzas y armamento de Estados Unidos desplegados en Europa Central y Oriental, en Europa del Sureste y en los Países Bálticos” y también espera propuestas de los occidentales orientadas a su “renuncia a cualquier ampliación futura de la OTAN”.
Aunque Moscú aplaudió la disponibilidad de Estados Unidos para llevar a cabo “un trabajo en profundidad sobre las medidas de control de armamentos y de reducción de los riesgos”, este no podrá tener lugar si las principales exigencias de Rusia no están también sobre la mesa.
Asimismo, Rusia reafirmó este jueves, en el mismo documento, que no se plantea invadir Ucrania, pese a haber desplegado más de 100.000 soldados rusos en las fronteras con  Ucrania, lo que hizo temer a los occidentales que el país esté preparando una operación militar inminente contra Kiev.
No está prevista ninguna ‘invasión rusa’ de Ucrania, como anuncian desde el otoño pasado responsables estadounidenses y sus aliados“, dijo el ministerio ruso de Relaciones Exteriores.