Liberan vallas que impedían el tránsito de locales y turistas entre Sacsayhuamán y Cristo Blanco

Hace poco más de un mes salió a relucir una denuncia en Cusco, que daba cuenta sobre la instalación de cercos y alambrados de púas, que impedían el paso de locales y turistas en pleno Parque Arqueológico de Sacsayhuamán; el último viernes, en medio de una diligencia fiscal, estos elementos fueron retirados, con ayuda de trabajadores de Cultura Cusco y la Policía.

Este desmontaje se llevó a cabo en la ruta que discurre entre la explanada de Sacsayhuamán hacia el el sector de Puka Moqo (Cristo Blanco), que estuvo cerrada al paso por casi dos meses, en el lugar la Fiscalía de Prevención del Delito ordenó el retiro definitivo de todos los elementos instalados.

“Cultura ha hecho un procedimiento administrativo y ha sacado una resolución que dispone el retiro de estos elementos, no se está discutiendo la propiedad del terreno, sino que cualquier trabajo dentro del polígono intangible donde se encuentra el santuario de Sacsayhuamán necesita permiso del Ministerio de Cultura para que no se afecte la zona”, señaló el fiscal Eduardo Poblete.

Asimismo, se retiró el cerco de madera colocado al final de la vía peatonal, que comunica con el puente de madera sobre la canalización inca de Puqro, que fue restaurada por la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco.

“La medida provisional de retiro del cerco, forma parte de las acciones destinadas a imponer el principio de autoridad para frenar las construcciones clandestinas que se detectan en Saqsayhuamán”, acotaron desde Cultura Cusco.

Se supo que para complementar las acciones de defensa del patrimonio, se inició un proceso administrativo sancionador a la ciudadana que colocó el cerco y alambrado, en tanto que continúan las acciones legales para que el sistema judicial aplique las sanciones que correspondan.

DATO:

– La semana pasada, personal de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, intervino y paralizó una construcción de cimientos y columnas que en forma clandestina se venía ejecutando en el sector de Muyuorqo, en el Parque Arqueológico de Sacsayhuamán, vulnerando las normas de protección del patrimonio cultural de la Nación.