El principal mecanismo de transmisión de SARS- COV 2 (virus que causa COVID 19) es por medio de gotitas respiratorias de una persona infectada que entran por los ojos, boca o nariz de una persona no infectada. Sin embargo, no se han descartado otras posibles vías de transmisión del virus.

Existen varios reportes de casos de mujeres embarazadas con diagnóstico de COVID que cuando nacen sus bebés, los bebés también son COVID positivo. En estos casos, es importante distinguir si el bebé se contagió cuando estaba en la placenta de la madre, si se contagió durante el parto o si se contagió después del parto.

Université Paris Saclay Hospitals reportó el caso de una mujer de 23 años que se infectó con COVID en su tercer trimestre de embarazo. Cuando hicieron pruebas para diagnosticar el virus, tomaron muestras de la placenta y encontraron virus en la placenta. Cuando el bebé nació presentó manifestaciones neurológicas como irritabilidad y mala alimentación. Al tomarle muestras de sangre y de fluido de los bronquios, las muestras dieron positivas para SARS- CoV-2. El bebé fue recuperándose gradualmente y a los 18 días fue dado de alta. A los dos meses de vida, la examinación neurológica del bebé fue mejorando y el resto del exámen clínico fue normal.

Este caso es el primero donde se confirma la transmisión del virus vía intraplacentario.
Además es importante mencionar que la CDC (Center for Disease Control and Prevention) de Estados Unidos reportó que las mujeres embarazadas presentan un mayor riesgo de hacer una enfermedad severa de COVID 19. Por ello, es importante prevenir la transmisión del virus al mantener las medidas de distanciamiento social y lavado continuo de manos.

Fuentes:
https://www.nature.com/articles/s41467-020-17436-6
https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/69/wr/mm6925a1.htm