El Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) desaprobó la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental (MEIA) del proyecto “Terminal Portuario General San Martín – Pisco” de la concesionaria Terminal Portuario de Paracas.

La resolución directoral añade que se carece de objeto emitir un pronunciamiento respecto a la integración de los títulos habilitantes de autorización de vertimientos de aguas residuales, municipales y domésticas tratadas, así y como de la ejecución de obras de aprovechamiento hídrico, otorgados por la Autoridad Nacional del Agua.

La modificación a la EIA se presentó el 12 de abril de 2018, solicitando la integración de 3 títulos habilitantes, referidos en la autorización de vertimientos de aguas residuales municipales y domésticas tratadas; la autorización para ejecutar obras de aprovechamiento hídrico y el derecho de uso de área acuática.

El pronunciamiento del Servicio de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) fue desfavorable, indicando que no se absolvieron todas las observaciones planteadas a la MEIA, quedando 2 observaciones realizadas. Similar fue con la Autoridad Nacional del Agua (ANA), que señala que 6 de las 14 observaciones realizadas “no fueron absueltas satisfactoriamente”.

De acuerdo al informe, se determinan que, respecto al aspecto para la autorización para vertimientos de aguas residuales industriales y domésticas tratadas, fue improcedente, por no absolver 6 observaciones relacionadas al estudio hidro-oceanográfico y al modelo para la evaluación del efecto del vertimiento del cuerpo receptor.

Con las observaciones no subsanadas y las opiniones técnicas no favorables de Sernanp y la ANA, Senace determinó que correspondía la desaprobación a las modificaciones del EIA.

El proyecto

En el proyecto de modernización de terminal portuario, se planteó la creación de un almacén de concentrado de minerales para atender la carga de concentrados de cobre y zinc; una planta de tratamiento de agua potable de ósmosis inversa para garantizar el abastecimiento permanente de agua para las operaciones en el terminar portuario General San Martín; y una planta de tratamiento de aguas residuales, para el tratamiento de estas aguas generadas durante las operaciones del terminal.

Como establecían las modificaciones, la ejecución del proyecto era de 12 meses en dos etapas, invirtiendo 25 millones 598 mil 549 dólares en la primera fase y 9 millones 337 mil 655 en la segunda.

Asimismo, el presupuesto estimado para la implementación de de los programas de la estrategia de manejo ambiental, durante la etapa de construcción, es de 805 mil 500 soles y para la etapa de operación, 408 mil 500 soles.

Además, la frecuencia de embarque de concentrado de minerales iba a ser de 2 veces al mes, con un tiempo de un día de carga por embarcación.

En el área de influencia, señala Senace, se identificaron amenazas exógenas y endógenas.