A los 15 años cuando cursaba el último año de secundaria, Nicolás Figueroa apareció en televisión nacional mostrando lo que había construido: su primer robot humanoide llamado Kiam IV, de 1.20 metros.

Su gusto por la robótica lo acompañó en la etapa escolar y luego avanzó al plano profesional, de manera que hoy es máster en Robótica y Automatización. Nicolás hoy trabaja en nuevos proyectos: un robot anfitrión llamado WiraBot 1.0, de casi 1.95 metros, y tendrá tres versiones.

“Un robot está construido para estar en un restaurante o catering; otro será un robot para exhibición, que pueda estar en un congreso como un elemento de marketing; y el tercero, es para que esté en un ministerio, para que pueda atender al público”, explicó Figueroa a Gestión.pe.

Otro de los proyectos que trae en manos es el lector del DNI electrónico, y se espera que junto al robot WiraBot 1.0 puedan entrar en operación en el 2020.

Además de estos proyectos, Nicolás es jefe de proyectos en su empresa NFM Robotics, enfocado en proyectos con robótica industrial y robótica empresarial y también ha fundado el Centro de Investigación y Desarrollo en Robótica.

El ingeniero comenta que el esfuerzo realizado en todos sus proyecto va de la mano con la protección de los mismos, de manera que destaca la importancia de la propiedad intelectual. De este modo, indicó que registrar la patente de una invención es fundamental a la hora de iniciar con la comercialización de los inventos que se desarrolla.

De acuerdo al Indecopi, una patente es un título que otorga el Estado a un titular para ejercer el derecho exclusivo de comercializar un invento o invención durante un periodo de vigencia determinado y en un territorio específico.

Precisa que una invención puede protegerse a través de tres modalidades: patente de invención, patente de modelo de utilidad y el secreto industrial. Para el caso del Perú, la duración de una patente de invención es de 20 años y la de la patente de modelo de utilidad, 10 años; y en ambos casos, el período se cuenta desde la fecha de presentación de la solicitud.

Título de propiedad

Para Oscar Mago, abogado especialista en propiedad intelectual del estudio OMC Abogados & Consultores, la patente de una invención es un derecho tan igual como un título de propiedad.

“Tu eres propietario de esa invención y lo que te da derecho como cualquier propietario es poder explotarla. ¿Cómo la explotas?, pues das licencias a terceros para que ellos puedan explotarlas o tu mismo, si tienes la capacidad económica, lo puedes hacer. Generalmente se dan licencias a terceros”, precisó.

No patentar implica un alto riesgo -señala el letrado- pues si otra persona lo hace, será dueño del proyecto a pesar de no ser el creador.

El riesgo es que otro lo haga (patentar el proyecto), que no puedas tener un título de propiedad para que puedas ir a decir, ‘mira yo tengo esto, encárgate de explotarla y vamos a hacer un negocio juntos y firmamos un contrato’. Eso no lo vas a poder hacer si no tienes una patente. No vas a ser reconocido por el Estado”, dijo.

Agregó que para registrar una patente de invención se debe seguir pautas, que de no cumplirlas, no se aceptará el registro. Así, precisó que entre los requisitos figura presentar una memoria descriptiva de la invención, un resumen de la invención y el documento introductorio.

De igual manera señaló que el invento debe ser novedoso y que pueda aplicarse en la industria. “Debe tener nivel inventivo, no tiene que ser obvio y debe solucionar problemas cotidianos”, finalizó.

El dato

Para el registrar la patente de una invención se debe realizar el pago de diversas tasas en el Indecopi. Solo la presentación de la solicitud para el registro de la patente tiene un costo de S/ 720 y el exámen de fondo del registro, S/ 549.07.