El jefe del Estado, Martín Vizcarra, afirmó que la lucha contra la corrupción es una bandera que enarbolará hasta el último día de su mandato, por lo que insistirá al Ministerio Público para dar su declaración en torno a la contratación de una persona en el Ministerio de Cultura, y no esperar hasta el 28 de julio del 2021.

El Mandatario recalcó que está dispuesto a responder y brindar toda la información a la Fiscalía para esclarecer el caso, ya que como servidor público tiene la firme voluntad de colaborar en todas las investigaciones.

“¿Para qué esperar tanto tiempo?, insistiré con la fiscal de la Nación, respetando la independencia de poderes, para que en el tiempo más breve que crea conveniente ir y dar todas las explicaciones que demuestren, con absoluta claridad, que no hay ningún delito o irregularidad en este procedimiento”, manifestó.

Descartó, además, que exista alguna obstrucción a las investigaciones, ya que se abrieron las puertas de Palacio de Gobierno en cuatro oportunidades a los fiscales para que hagan las diligencias correspondientes, además de responder nueve veces los requerimientos de información complementaria.

Urge enfocarse

El Presidente reiteró que este caso debe aclararse porque es necesario seguir enfocados en asuntos realmente importantes para el país, como son la salud de los peruanos, los bonos universales para las familias afectadas por la pandemia, la campaña de vacunación y el trabajo diario y descentralizado de los ministros de Estado para atender las necesidades de la población.

El Dignatario consideró, además, que existe una desproporción en todo el despliegue para indagar sobre la contratación de una sola persona en el Ministerio de Cultura, cuando esta semana la empresa Odebrecht acaba de reconocer millonarias coimas relacionadas con siete megaproyectos, como el Gasoducto Sur Peruano, el Proyecto Olmos, obras de saneamiento en Iquitos y el sistema de alcantarillado en Chimbote, temas que han pasado a un segundo plano.

Estas declaraciones las formuló cuando supervisaba, junto al jefe del Gabinete, Walter Martos, el inicio del pago de la subvención a la población vulnerable en el Centro de Atención Autorizado del Bono Familiar Universal, en el Colegio Fe y Alegría, de Villa El Salvador.