La presidenta de la Comisión de Ética, Janet Sánchez (PpK), salvó a su colega Úrsula Letona (Fuerza Popular) de una investigación preliminar por presuntos nexos con Óscar Peña, empresario pesquero condenado a cinco años de prisión por el caso Oquendo, y apodado como el Rey de la pesca negra por haber ejercido esta actividad sin autorización del Ministerio de Producción.

Un gremio de pescadores artesanales interpuso una denuncia contra Letona en Ética a raíz de un reportaje de Latina que reveló que la congresista fujimorista recibió varias llamadas de Óscar Peña, quien también investigado por sus vínculos con Los Cuellos Blancos del Puerto, y firmó como accesitaria un proyecto de ley que habría buscado favorecer al empresario.

Sin embargo, la Secretaría Técnica de la Comisión de Ética aseguró que el reportaje no contaba con pruebas suficientes para acreditar algún indicio en contra de Letona y recomendó al grupo archivar la denuncia y no iniciar una investigación preliminar.

Cuando Sánchez sometió a votación la indagación a Letona, cuatro legisladores votaron a favor y otros tres en contra, con lo cual la indagación iba a proceder. Sin embargo, en un acto inusual, la parlamentaria de Peruanos por el Kambio decidió ejercer su voto y respaldar el archivo de la denuncia. Ante la situación de empate, la propia Sánchez, como presidenta de Ética, tuvo que dirimir y ratificó su voto en contra.

Esa doble votación que ejerció Sánchez y que permitió archivar el caso provocó que los congresistas Alberto Quintanilla (NP), Armando Villanueva (AP) y Hernando Cevallos (FA), quienes votaron a favor, abandonaran la sala. En tanto, Eloy Narváez (APP) también respaldó el inicio de la indagación, pero se mantuvo en la sesión.

“Estoy votando en contra porque no se pude indagar a una persona por recibir llamadas telefónica ni por sus proyectos de ley”, dijo Sánchez, mientras sus colegas se retiraban de la sesión.

Además de la legisladora de PpK, los otros tres votos en contra de inicar la indagación la ejercieron los miembros de Fuerza Popular que integran Ética: Milagros Salazar, Freddy Sarmiento y Marco Miyashiro. Mauricio Mulder, del Apra, votó en abstención.

La decisión de Sánchez generó suspicacias debido a que el pasado 20 de mayo, con los votos de Fuerza Popular y el Apra, la Comisión de Ética decidió archivar la denuncia contra la presidenta del grupo por haber cobrado gastos de representación a pesar de encontrarse fuera del Perú, monto que luego de un año devolvió.

Más temprano, la legisladora Úrsula Letona ejerció su defensa en la sesión y aseguró que en las conversaciones que sostuvo con Peña nunca le pidió apoyo político y que solo conversaron sobre un fondo de capitales chinos que buscaban invertir en nuestro país.

“Yo conocí y me reuní con Peña en 2010, cuando era abogada de un estudio para ver temas pesqueros y estaba alejada de la política. Esta denuncia es de mala fe, con el único afán de perjudicarme”, aseguró.