Los cereales alcanzaron su nivel anual más elevado desde 2012 y se situó en promedio un 27,2% más alto que en 2020.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) informó que los precios de los alimentos en el mundo tuvieron un incremento anual promedio de 28% en el 2021.

En diciembre último hubo un ligero repliegue de 0,9% respecto a noviembre, y con un alza de 23,1% frente al índice de diciembre del año previo.

“En lo que respecta a 2021 en su conjunto, calculando los promedios de todo el año, el índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 125,7 puntos, lo que representa un 28,1% más que el año anterior”, precisó la entidad, con sede en Roma.

El índice de precios de los cereales alcanzó su nivel anual más elevado desde 2012 y se situó en un promedio un 27,2% más alto que en 2020, con una disparada del 44,1% en el caso del maíz y del 31,3% en el del trigo.

El índice de precios del arroz, en cambio, retrocedió un 4%. El del azúcar subió en cambio un 29,8% respecto del año anterior y alcanzó su nivel más elevado desde 2016. Mientras que el de la carne registró un aumento de 12,7%.

Respecto al 2022, la FAO señaló que hay todavía incertidumbre.

“Si bien normalmente se espera que precios altos den lugar a un aumento de la producción, los elevados costos de los insumos, la actual pandemia mundial y las condiciones de creciente incertidumbre climática dejan poco margen para el optimismo en lo que respecta a la recuperación de condiciones comerciales más estables incluso en 2022″, afirmó Abdolreza Abbassian, economista de la organización.