Un medicamento genérico es todo aquel que presenta la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica que un medicamento original  y que ha demostrado  bioequivalencia con dicho medicamento original o de referencia. Se reconoce por tener en el etiquetado las siglas EFG (Equivalente Farmacéutico Genérico).