En los jueces recaerá la esperanza de que el Código Procesal Penal (CPP) signifique para la población procesos céleres y con “seguridad jurídica”, sostuvo la presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios Alvarado, en el acto de implementación del nuevo modelo en la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada en Delitos de Crimen Organizado y Corrupción de Funcionarios.

“Señores jueces, en ustedes reposa hoy la esperanza de que este nuevo modelo procesal signifique hacia la ciudadanía una nueva forma de juzgar con garantía, celeridad, predictibilidad y, lógicamente, logrando así la seguridad jurídica”, precisó.

Papeles

Durante la ceremonia, que contó además con la presencia del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega Luna, la magistrada manifestó también que la importancia del modelo procesal radica, entre otros aspectos, en la redefinición de las funciones del juez y el fiscal.

“Pero creo que más importante es aquel principio que significará una mejora fundamental en la percepción ciudadana que se tiene sobre el trabajo que realizamos [los jueces] y ese es el de publicidad”, aseveró en su discurso.

El ciudadano, señaló, podrá advertir “el proceso de valoración de las pruebas que realiza el juez, la actuación de estas y el juicio de valor que emite” el magistrado a cargo de los procesos.

“Es, pues, juzgar con estricto respeto a los derechos humanos, primando su libertad [del inculpado] mientras dure su proceso y que sea juzgado en un plazo razonable con procesos céleres y alternativas de solución inmediatas”.

Barrios recordó que uno de los males atribuidos al Poder Judicial se asienta en la falta de celeridad en el juzgamiento de los casos. “El modelo que teníamos, el famoso Código de Procedimientos Penales, orientaba a procesos latos y a la repetición de las actuaciones judiciales en todos los estadios, lo que generaba falta de credibilidad en nuestro sistema”, recalcó.

“Hoy, este nuevo modelo debe servir para los jueces como la expresión de la justicia inmediata para orientar su actuación y su esfuerzo en esa línea”, enfatizó.

El Poder Judicial, refirió, desplegó recursos humanos y materiales, así como trabajó “incansablemente para implementar este Código Procesal Penal en el país y logró avances significativos en la administración de justicia, pero, sobre todo, se consolidó como el garante de los derechos fundamentales de las personas”.

Autonomía

Elvia Barrios dijo que los jueces están fortalecidos en valores sólidos, firmes para velar por la independencia y autonomía del Poder Judicial.

“Estamos fortalecidos en valores sólidos, firmes para defender la independencia judicial y la autonomía del Poder Judicial, premunidos de un espíritu renovador y de la fuerza para defender nuestra institución”, añadió.

Existe, aseguró, un poder del Estado que preservará “los derechos fundamentales y el estado social democrático” en el país, subrayó.