El Ministerio del Ambiente (Minam) publicó el proyecto de decreto supremo que modifica los reglamentos de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos y de la Ley que regula la actividad de los recicladores, a fin de recibir las opiniones o sugerencias de los interesados.

Así, la R. M. Nº 199-2020-Minam, que autoriza la mencionada difusión, busca hacer las precisiones necesarias a la normativa para facilitar el aprovechamiento de los residuos sólidos como materiales o insumos que puedan ser incorporados en las actividades productivas, extractivas o de servicios, entre otros aspectos.

Con ello se prevé dinamizar la cadena de valorización de residuos sólidos en sus diferentes niveles en los próximos años, pues es fuente de generación de empleo, así como de materias primas o materiales para otras actividades económicas, señala su exposición de motivos.

Material

Entre los cambios al reglamento de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos se considera material de descarte a todo subproducto, merma u otro de similar naturaleza, resultante de los procesos de las actividades productivas, extractivas y de servicios, siempre que constituya un insumo directamente aprovechable en otra actividad del mismo rubro o giro, u otras actividades.

Los titulares de actividades productivas, extractivas y de servicios que generen material de descarte y aquellos que lo utilicen remitirán a la autoridad ambiental competente y a la entidad de fiscalización ambiental, con carácter de declaración jurada, diversa información.

Entre esos datos figurará el nombre del material de descarte, así como sus características físicas y químicas; y la cantidad aproximada que se genere o aproveche y su temporalidad. Además, se incluirá la actividad en la que se aprovecha el material de descarte, razón social de la empresa y el número del Registro Único de Contribuyente (RUC); el proceso al que se someterá para su aprovechamiento; así como los productos finales obtenidos, detalla el proyecto.

Los titulares de actividades productivas, extractivas y de servicios que requieran aprovechar el material de descarte, el cual involucra cambios sobre las infraestructuras e instalaciones en las que se ejecuta la actividad, y cuenten con un instrumento de gestión ambiental aprobado por la autoridad competente, deberán obtener su modificación, previo a su ejecución, de acuerdo con la normativa del Sistema Nacional de Evaluación del Impacto Ambiental.

Programa

El proyecto precisa también que el Programa de Segregación en la Fuente y Recolección Selectiva de Residuos Sólidos es un instrumento técnico que deberán elaborar, aprobar e implementar las municipalidades provinciales y distritales, mediante el cual se formularán estrategias para la segregación en la fuente y el diseño de la recolección selectiva de los residuos sólidos aprovechables generados en sus jurisdicciones, teniéndose en consideración el Estudio de Caracterización de Residuos Sólidos Municipales.

El citado programa se debe incluir en el Plan Provincial de Gestión de Residuos Sólidos Municipales (PIGARS) y en el Plan Distrital de Manejo de Residuos Sólidos Municipales (PMR), según corresponda. Asimismo, las municipalidades deben incorporar en los Planes Operativos Institucionales las actividades, tareas y acciones que correspondan.

Los Programas de Segregación en la Fuente y Recolección Selectiva de Residuos Sólidos incluirán, como mínimo, la definición de un plan de rutas de recolección selectiva y transporte de residuos sólidos aprovechables, horarios y frecuencias, que se comunicará a la población.

Así también, la identificación de los principales actores de la generación, recolección selectiva, acondicionamiento, valorización y reciclaje de residuos sólidos aprovechables; las actividades de promoción para el aprovechamiento de residuos orgánicos y la habilitación de áreas para el compostaje, en alianza con otros actores locales como empresas privadas, organizaciones no gubernamentales, universidades, entre otros.

Se incluirán además en el documento las acciones para implementar puntos de acopio de residuos sólidos aprovechables en espacios públicos y habilitar áreas de acondicionamiento, priorizando la participación de la inversión privada, en alianza con otros actores locales como empresas privadas, organizaciones no gubernamentales, universidades, etcétera.

Se espera, de esta forma, que los cambios tengan un efecto positivo en las operaciones del manejo de residuos sólidos en situaciones de emergencia, toda vez que incorpora un marco legal predecible y claro en materia ambiental para impulsar la reactivación económica del sistema de reciclaje en el país.

Requisitos de formalización

El proyecto de decreto supremo plantea también la modificación de los artículos 34, 38 y 39 del reglamento de la Ley Nº 29419, Ley que regula la actividad de los recicladores. El primero de los nombrados se refiere a los requisitos para la formalización de las personas que se dedican a esta labor.

Así, las organizaciones de recicladores deberán presentar su pedido ante la municipalidad con la finalidad de formar parte del Programa de Formalización de Recicladores y Recolección Selectiva de Residuos Sólidos.

Para tal fin, adjuntarán la solicitud de inscripción; los datos de la organización de recicladores (nombre de la asociación o de la mype, RUC, número de ficha de partida registral, domicilio legal y cantidad de socios y/o miembros); y la información personal de los recicladores (nombres y apellidos, DNI, edad, género, fecha de nacimiento, dirección, teléfono y correo electrónico de contacto y cargo que ocupa en la organización).

Se suman la constancia de participación en, al menos, un programa de capacitación y el carné de vacunación contra el tétano y la hepatitis B de cada uno de los miembros de la organización, entre otros.

Registro

La municipalidad administrará el Registro Municipal de Organizaciones de Recicladores. La inscripción autorizará a las organizaciones de recicladores a efectuar actividades de recolección selectiva, transporte y comercialización de residuos sólidos aprovechables.

Las organizaciones de recicladores que cuenten con la constancia de formalización pueden solicitar su inscripción en el Registro Municipal de Organizaciones de Recicladores de una o varias municipalidades.

Para esa inscripción, las organizaciones de recicladores deberán encontrarse formalizadas y formar parte del Registro Nacional de Recicladores administrado por el Minam, para presentar la solicitud correspondiente a la municipalidad en cuya jurisdicción pretenda operar.