Como parte de su plan de contingencia, Petroperú paralizó el bombeo del Tramo I del ONP, que se encontraba en actividad desde el 8 de enero.

Petroperú denunció que ayer, jueves 20 de enero, ocurrió un corte intencional en el Tramo I del Oleoducto Norperuano, en el distrito Urarinas, de la provincia y región Loreto, que generó una fuga de crudo.

“Este hecho se constituye en un acto delictivo con intereses subalternos, ocasionado por personas inescrupulosas que solo buscan perjudicar a la primera empresa nacional”, indicó la compañía.

Como parte de su plan de contingencia, Petroperú paralizó el bombeo del Tramo I del ONP, que se encontraba en actividad desde el 8 de enero.

Con ello, el crudo retornó a los tanques de Estación 1, para aliviar presión en el sector. También se cerraron las válvulas, con lo cual el crudo dejó de fugar y la zona de la contingencia quedó aislada.

Además, dispuso la movilizción de personal de Petroperú y contratistas a la zona para las actividades de verificación, contención y control de los hidrocarburos.

“Petroperú, en cumplimiento a los procedimientos legales, informará a las autoridades fiscalizadoras como OEFA y Osinergmin sobre lo constatado en campo, dentro de los plazos establecidos. Asimismo, está tramitando la denuncia ante la comisaría de Maypuco y la participación de la fiscalía para las investigaciones correspondientes de este atentado”, señaló en un comunicado.

“Petroperú rechaza enérgicamente estos actos perpetrados por personas inescrupulosas que atentan contra la infraestructura de un activo crítico nacional de gran importancia para el desarrollo del país, el ambiente y las comunidades nativas de nuestra Amazonía”, agregó.