Titular de la Asamblea Nacional asume cargo en forma provisional para presionar salida de Maduro.

Caracas, Venezuela

AFP/EFE

El Gobierno del Perú reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela luego de que asumiera ayer las competencias del Ejecutivo, tras una multitudinaria marcha en contra del régimen de Nicolás Maduro en una jornada de protesta que dejó 13 muertos.

Mediante su cuenta de Twitter, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú expresó, además, su respaldo al también presidente de la Asamblea Nacional, que asumió en la fecha como presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, ante la ilegitimidad del régimen de Nicolás Maduro.

Horas más tarde, Guaidó agradeció el apoyo del Perú por “el reconocimiento a la conquista de la democracia del pueblo venezolano”.

Grupo de Lima

De la misma manera, 11 de los 14 países del Grupo de Lima reconocieron al jefe del Parlamento venezolano como “presidente encargado” de Venezuela, aduciendo la “ilegitimidad del régimen de Nicolás Maduro”, informó la Cancillería peruana.

“Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú […] reconocen y expresan su pleno respaldo al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, quien ha asumido en la fecha como presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela”, dijo la Cancillería peruana en un comunicado.

Los 11 países “apoyan el inicio del proceso de transición democrática en Venezuela en el marco de su Constitución, a fin de realizar nuevas elecciones, en el más breve plazo, con la participación de todos los actores políticos y con las garantías y estándares internacionales necesarios, y condenan los actos de violencia ocurridos en Venezuela”, agregó.

En la mañana, Guaidó se proclamó presidente interino de Venezuela para presionar la salida del poder del mandatario Nicolás Maduro, tras lo cual fue reconocido por Estados Unidos y varios países de América Latina.

“Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”, señaló desde la tarima, con la mano en el pecho, ante una multitud de seguidores en el este de Caracas.

Guaidó asumió la jefatura del Parlamento –de mayoría opositora– el 5 de enero e indicó estar facultado por la Constitución. “Hoy doy el paso con ustedes, entendiendo que estamos en dictadura”, indicó, enardeciendo a la gente que gritaba: “¡El pueblo está contigo!”.

El presidente del Legislativo afirmó que tiene el respaldo de gran parte de la comunidad internacional, que considera “ilegítimo” el segundo mandato que comenzó Maduro el 10 de enero, por considerar que fue reelegido en mayo en unos comicios fraudulentos.

El presidente Donald Trump fue el primero en reconocerlo “oficialmente”, y luego siguió el secretario general de la OEA, Luis Almagro. México, por su parte, mantiene su reconocimiento a Maduro.

“Si Maduro y sus secuaces eligen responder con la violencia […] todas las opciones están sobre la mesa para Estados Unidos con respecto a las medidas que se puedan tomar”, indicó a los periodistas un alto funcionario en Washington.

La manifestación opositora era contrarrestada por otra muchedumbre de seguidores de Maduro, que se concentraba en otros sectores de la capital y el país para rechazar lo que denuncian como un golpe de Estado en curso orquestado por Washington.

Violencia

Trece muertos dejaron los disturbios en Venezuela entre el martes y ayer como parte de protestas contra el presidente Nicolás Maduro, informó una ONG de derechos humanos.

Las muertes, la mayoría por arma de fuego, ocurrieron en Caracas y los estados de Táchira, Barinas, Portuguesa, Amazonas y en Bolívar, fronterizo con Brasil, donde hubo saqueos, precisó el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), crítico del Gobierno.

Los disturbios más intensos empezaron en la noche del martes en Caracas y Bolívar, y continuaron el miércoles también en otras regiones del país en una jornada de masivas manifestaciones de opositores y oficialistas.

Agentes antimotines se enfrentaron a un grupo de manifestantes en un sector del este de Caracas, tras la marcha opositora en la que el jefe parlamentario, Juan Guaidó, se proclamó presidente interino de Venezuela para buscar la salida de Maduro.

Esos choques se desataron cuando decenas de jóvenes, algunos encapuchados, bloquearon una neurálgica avenida del barrio acomodado de Altamira. Militares intentaron desalojarlos con bombas lacrimógenas y balas de goma y los manifestantes respondieron con piedras.

En Bolívar, una estatua del fallecido ex presidente Hugo Chávez (1999-2013) fue quemada por decenas de manifestantes en la ciudad de San Félix, en la medianoche del martes.

Ministro de RR .EE. pide sanciones económicas

La comunidad internacional debería imponer sanciones al régimen dictatorial de Maduro para dar paso al proceso de transición democrática y se efectúen nuevas elecciones en Venezuela, consideró el canciller Néstor Popolizio.

Señaló que la convocatoria a nuevos comicios para elegir al mandatario es lo que corresponde, tras reconocer varios países a Juan Guaidó como presidente interino.

“Ahora le corresponde al pueblo venezolano recuperar la democracia. Los ciudadanos han salido masivamente a respaldar a Guaidó y esperamos que el proceso de transición se mantenga por la vía pacífica; no queremos ver manifestaciones de violencia. Hay que respetar las libertades fundamentales del pueblo de Venezuela”, dijo a Canal N.

“En este momento, esto nos parece un poco difuso, pero poco a poco se irá concretando este proceso con la presión interna del pueblo venezolano y con la presión de la comunidad internacional”, enfatizó.

Las sanciones de carácter económico son las que se deberían imponer.

Crisis

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, expresó su disposición a trabajar con Juan Guaidó. El chavismo ha originado la escasez de alimentos y medicinas y, según el FMI, la inflación en el 2019 alcanzará 10,000,000%.

La crisis obligó a 2.3 millones de personas a abandonar el país desde el 2015, según la ONU. El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, comparó el éxodo venezolano con el total de 1.8 millones de inmigrantes que llegaron a Europa en el mismo período.