Según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que analiza el indicador de tiempo total de trabajo en la región, los ciudadanos de América Latina y El Caribe mayores de 15 años trabajan, en promedio 53.8 horas a la semana entre trabajo remunerado y no remunerado.

De acuerdo a la pesquisa, México es el país con el caso más crítico: sus habitantes trabajan en promedio 69.3 horas a la semana.

Si los datos se analizan desagregados, las mujeres trabajan 74.4 horas a la semana, unas 10.1 horas más que los hombres en ese país, siendo la cifra más alta en América Latina.

De las 64.3 horas que trabajan los hombres a la semana en México, 44.9 horas son remuneradas y las 19.4 restantes no lo son. En el caso de las 74.4 horas trabajadas por las mujeres, tan solo 20.5 son remuneradas y por 53.9 horas no reciben remuneración alguna.

El segundo país donde sus habitantes trabajan más es el Perú: sus ciudadanos trabajan 61.3 horas a la semana.

A diferencia de México, en Perú hay un poco más de equidad de género, pues los hombres trabajan 60.3 horas a la semana y las mujeres 62.3, teniendo tan solo dos horas de diferencia.

Pero si nos detenemos a observar las diferencias entre el número de horas entre remuneradas y no, el panorama cambia. De las 62.3 horas laboradas por las mujeres, solo 22.6 son remuneradas, mientras que a los hombres les pagan 44.5 horas de las 60.3 que trabajan a la semana. (Ver cuadro)

El tercer lugar de países donde más se trabajo lo ocupa El Salvador, que está en línea con Perú. Allí, las salvadoreñas trabajan 58.8 horas a la semana y los hombres 58.9. Del total trabajado por los habitantes: 41.7 horas son remuneradas para los hombres y la mitad son remuneradas para las mujeres, es decir, 21.5.

Tomado del diario La República de Colombia