Entre ellas, garantizar y fiscalizar los derechos de los trabajadores, así como la protección de las personas en estado de vulnerabilidad durante la emergencia.

El proyecto de ley presentado en la víspera por el Ejecutivo al Congreso, solicitando delegación de facultades para atender la emergencia sanitaria producida por el covid-19, es por 60 días y sobre once materias específicas.
Estas son: Salud; Política fiscal y tributaria; Promoción de la inversión pública; Seguridad ciudadana y orden interno; Trabajo y promoción del empleo; Educación; y Prevención y protección de las personas en situación de vulnerabilidad.
También en Bienes y servicios para la población; Protección a los sectores productivos, extractivos y de servicios; Promoción cultural y turismo, y Control para que la Contraloría puede aplicar el control concurrente y posterior a a las adquisiciones e inversiones.
Sobre, Trabajo y promoción del empleo se indica que es para garantizar y fiscalizar la protección de los derechos sociolaborales, en el ámbito de la emergencia sanitaria.
En materia de Salud, se precisa que medidas son para permitir la adecuada y plena prestación de los servicios de prevención y atención de salud para las personas contagiadas y con riesgo de contagio por covid-19. Así como medidas para reorganizar los servicios de salud como parte de la emergencia sanitaria.
Educación 
En materia de Educación, a fin de aprobar medidas orientadas a garantizar la continuidad y calidad de la prestación de los servicios de educación en todos los niveles.
En Prevención y protección de las personas en situación de vulnerabilidad, para dictar medidas a favor de personas en situación de pobreza, mujeres e integrantes del grupo familiar, adultos mayores, personas con discapacidad, pueblos indígenas u originarios, personas en establecimientos penitenciarios y centros juveniles, que permitan proteger su salud y seguridad.