La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, renunció a su cargo este viernes, en medio de cuestionamientos por presuntas irregularidades en su cartera.

Balbuena enfrentaba un pedido de interpelación en el Congreso, presentado por la bancada del Apra. Esto porque una empresa vinculada a su viceministro, Luis Villacorta Ostolaza, ganó una buena pro del Ministerio de Cultura por un servicio valorizado en más de 350 mil soles.

Balbuena reconoció el caso y se presentó ante la Comisión de Cultura del Congreso para rendir cuentas esta semana, pero el pedido de interpelación siguió su curso.

La hasta hoy ministra asumió el cargo el pasado 2 de abril y se despide hoy, ocho meses después.

De manera temporal, el Ministerio de Cultura queda en manos de la viceministra de Interculturalidad, Elena Burga Cabrera, educadora con estudios de maestría en Antropología.