El oro subía más de un 1% el viernes y se encaminaba a registrar una segunda ganancia semanal consecutiva, ya que el dólar se debilitaba y las negociaciones para nuevas medidas de estímulo en Estados Unidos llevaban a los inversores a comprar lingotes como cobertura contra la inflación.

A las 09:45 GMT, el oro al contado subía un 1%, a US$ 1,912.22 la onza, ganando un 0.7% en lo que va de semana. Los futuros del oro estadounidense, en tanto, avanzaban un 1.2%, a US$ 1,917.90.

“Los giros respecto a si vamos a ver un estímulo o no parecen estar afectando a los precios del oro, que se han recuperado gracias al enorme estímulo de la Reserva Federal de Estados Unidos y el gobierno. Si eso continúa, apoyará aún más al oro”, dijo Robin Bhar, un analista independiente.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, advirtió el jueves que la legislación para ayudar a las aerolíneas a sobrevivir el golpe de la pandemia de coronavirus solo sería aprobada por el Congreso con garantías de que también se acuerde un proyecto de ley integral que vaya en rescate de amplios sectores.

El oro, considerado una cobertura contra la inflación y la devaluación de la moneda, ha ganado un 26% este año, impulsado por un estímulo masivo a nivel mundial para amortiguar el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

El dólar caía, en medio de crecientes apuestas de que el demócrata Joe Biden ganará las elecciones presidenciales de Estados Unidos y posiblemente ofrecerá más estímulos.

En otros metales preciosos, la plata subía un 1.7%, a US$ 24.24 la onza, para sumar más del 2% en la semana; el platino ganaba un 1.6%, a US$ 875.80, y el paladio sumaba un 1.3%, a US$ 2,401.99.