La empresa estatal Petroperú suspendió sus operaciones en la Estación 1 del Oleoducto Norperuano (ONP) en Saramuro, en la región Loreto, luego de que pobladores de la zona se presentaran en la planta para exigir la paralización de las operaciones.

Según informó la empresa en un comunicado, el último 11 de octubre -aproximadamente a las 23:00 horas- pobladores de Saramuro, liderados por un representante del Frente de Defensa de Saramuro (Fredesa) se presentaron en las instalaciones de la Estación 1 de Petroperú.

En el lugar, exigieron la suspensión inmediata de las actividades de recepción y despacho de crudo. Dieron un plazo de 7 horas para que los trabajadores se retiren de las instalaciones, las que fueron rodeadas por los pobladores.

Ante esa situación, Petroperú activó de inmediato su Plan de Conmoción Social, con lo que procedió a suspender toda actividad en la estación y a evacuar a su personal. Asimismo, notificó a la Policía Nacional y a la fiscalía para las acciones correspondientes.

La compañía estatal aseguró que las causas de la medida responden a negociaciones pendientes con la comunidad por parte de terceros, situación ajena a Petroperú.

La empresa lamentó que se utilicen sus instalaciones y se paralicen las operaciones por hechos que no están vinculados a su accionar, al considerar que se perjudica tanto a las comunidades nativas y a la región Loreto, como a Petroperú y al país.

La petrolera ha solicitado la urgente intervención de las autoridades para restablecer la tranquilidad pública y resguardar la infraestructura del ONP, al ser un activo crítico nacional.

Finalmente, reiteró su invocación al grupo de pobladores de Saramuro a que depongan su medida de fuerza y retomen un diálogo respetuoso con las instancias correspondientes, en el marco de la ley y el Estado de derecho, en beneficio del país.