El exdirectivo de Odebrecht Eleuberto Martorelli detalló el jueves a los fiscales del equipo especial que la constructora buscó a Lourdes Flores para “asegurar el éxito de sus gestiones” por el proyecto “Línea Azul” o Vías Nuevas de Lima. Según las fuentes de El Comercio, indicó que esta reunión fue durante la administración de Susana Villarán como alcaldesa de Lima y participaron los regidores del Partido Popular Cristiano (PPC).

Durante el interrogatorio -que fue dirigido por el fiscal José Domingo Pérez y que tuvo como interconsulta al fiscal Germán Juárez- Martorelli señaló que la reunión fue con Lourdes Flores Nano para “aprovechar” el vínculo que existía entre Raymundo Trindade, exgerente de Relaciones Institucionales de Odebrecht, y el exárbitro Horacio Cánepa.

También reconoce tener información del caso Rómulo Jorge Peñaranda Castañeda relacionado con el caso Interoceánica presuntamente con pagos ilícitos.

Cánepa fue uno de los árbitros de la Cámara de Comercio de Lima que favorecieron a Odebrecht con sus laudos arbitrales contra el Estado. Según las declaraciones pasadas con Jorge Barata, fue el intermediario para que la constructora entregue dinero para la campaña de Lourdes Flores.

“Trindade era muy amigo de Cánepa y gestiona una reunión para apoyar el proyecto Línea Azul”, contó Martorelli, según precisaron las fuentes a Este Diario. El exdirectivo asegura que en la reunión fue en la oficina de Flores Nano con todos los regidores municipales del PPC.

–Descargos–

En diálogo con El Comercio, Lourdes Flores negó que la reunión haya existido y dijo que también ha sido “expresamente negada” por todos los regidores de ese entonces. “No conozco al señor Martorelli”, manifestó.

“Yo mantengo la reserva sobre la investigación. Pero eso ha sido expresamente preguntado a todos los regidores y todos la han negado. No me refiero a ningún aspecto de la investigación, sino ante la fiscalía”, agregó a través de un mensaje.

Por su parte, Cánepa reconoció que fue “amigo” de Trindade y se abstuvo de dar más declaraciones. “Eso lo sabe la fiscalía [de la amistad]. Tengo 50 mil amigos. Cualquier cosa que tenga que ver con esto está en investigación con la fiscalía”, afirmó brevemente antes de cortar la comunicación telefónica.