La alineación del telescopio espacial James Webb de la NASA se ha completado. Después de una revisión total, se confirmó que el observatorio es capaz de capturar imágenes nítidas y bien enfocadas con cada uno de sus cuatro potentes instrumentos científicos que lleva a bordo. “¡Hay galaxias por todas partes!”, señaló Scott Acton, científico de control y detección de frente de onda de Webb.

Al completar la séptima y última etapa de la alineación del telescopio, el equipo mantuvo una serie de reuniones decisivas y acordó por unanimidad que el Webb está listo para continuar con su próxima y última serie de preparativos, conocida como puesta en marcha de instrumentos científicos.
“Con la finalización de la alineación del telescopio y el esfuerzo de media vida, mi papel en la misión del telescopio espacial James Webb ha llegado a su fin”, comenta Scott Acton, científico de control y detección de frente de onda de Webb, de Ball Aerospace. “Estas imágenes han cambiado profundamente mi forma de ver el universo. Estamos rodeados por una sinfonía de creación. ¡Hay galaxias por todas partes! Espero que todo el mundo pueda verlas”.
Webb supera las expectativas
El rendimiento óptico del telescopio sigue siendo mejor que las predicciones más optimistas del equipo de ingeniería. Los espejos del Webb ahora están dirigiendo la luz recolectada completamente enfocada desde el espacio hacia cada instrumento, y cada uno está captando imágenes con la luz que le llega.
La calidad de imagen es ‘limitada por difracción‘, lo que significa que la finura de los detalles que se pueden ver es tan buena como es físicamente posible, dado el tamaño del telescopio. A partir de este momento, los únicos cambios en los espejos serán ajustes periódicos muy pequeños en los segmentos del espejo principal.
“Estas notables imágenes de prueba del telescopio alineado demuestran lo que las personas de todos los países y continentes pueden lograr cuando hay una visión científica audaz para explorar el universo”, afirma Lee Feinberg, gerente de elementos ópticos del telescopio Webb en el Goddard Space Flight Center de la NASA.
Última fase de preparación del Webb
El equipo del Webb ahora centrará su atención en la puesta en marcha de instrumentos científicos. Este proceso durará alrededor de dos meses, antes de que comiencen las operaciones científicas a mitad de año. Cada instrumento es un conjunto altamente sofisticado de detectores equipados con lentes, máscaras, filtros y equipos personalizados únicos que lo ayudarán a realizar los estudios científicos para los que fue diseñado.
Las características especializadas de estos instrumentos se configurarán y operarán en varias combinaciones durante la fase de puesta en servicio del instrumento, para confirmar completamente su puesta en marcha para realizar ciencia.
Con la conclusión formal de la alineación del telescopio, el personal clave involucrado en la puesta en marcha de cada instrumento llegó al Mission Operations Center en Space Telescope Science Institute, en Baltimore, y parte esas personas involucradas en la alineación del telescopio, han concluido sus funciones.
Aunque la alineación está completa, quedan algunas actividades de calibración del telescopio. Como parte de la puesta en marcha del instrumento científico, se ordenará al telescopio que apunte a diferentes áreas del cielo donde la cantidad total de radiación solar que incide en el observatorio variará, para confirmar de esta manera la estabilidad térmica al cambiar de objetivo.
Además, las observaciones de mantenimiento continuo cada dos días controlarán la alineación de los espejos y, cuando sea necesario, aplicarán correcciones para mantener los espejos en sus ubicaciones alineadas.