Medida ayudará a mayor movimiento comercial en campaña escolar, señala ASEP

La atención en los diversos tipos de negocios con el 100% de aforo favorecerá el avance del producto bruto interno (PBI) del país, comentó hoy el presidente de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP), Fernando Calmell del Solar.

“Esto (el aforo al 100%) debe favorecer la reactivación económica”, manifestó el líder gremial de las micro y pequeñas empresas (mypes).
Destacó que ya sin el toque de queda en el país, dado para enfrentar el covid-19, se observó una recuperación de las actividades económicas sobre todo, de los sectores de alojamiento, bebidas, comida y del ámbito del turismo, los cuales fueron los más golpeados con la pandemia.
Los rubros que se favorecerán con la disposición que permite a los negocios tener un aforo al 100% son los servicios turísticos, alimentos y bebidas, alojamiento y transporte, mencionó Calmell del Solar.
El presidente de ASEP consideró que se debe continuar con los cuidados necesarios para prevenir y reducir los contagios del covid-19 como el uso de la mascarilla, manteniendo las distancias, entre otros.
Con esta medida se brinda la posibilidad a las mypes del país de competir en igual de condiciones con sus pares informales, toda vez que estas últimas han operado sin respetar los aforos, y puedan las mypes (formales) recuperarse (de los efectos de la pandemia del covid-19), refirió.
Señaló que con la atención de los negocios con aforos al 100% se ayudará a las ventas de las mypes, pues habrá más movimiento (comercial), considerando el retorno a la presencialidad en los colegios y la campaña escolar, que es una de las más importantes para este rubro económico.
Además, hay que considerar que el retorno a las escuelas no solamente implica uniformes y útiles escolares, sino también el transporte que moviliza a los estudiantes, entre otros sectores que se activarán nuevamente, refirió.
 
 
Restablecimiento de convivencia
Cabe destacar que el Poder Ejecutivo dispuso ayer nuevas medidas para el restablecimiento de la convivencia social, considerando las consecuencias de las diferentes variantes del covid-19 y el avance del proceso de vacunación en el país.
Estas nuevas disposiciones deben hacerse sin descuidar la vigilancia y prevención de la transmisión del virus, a fin de proteger los derechos fundamentales a la vida y a la salud de los peruanos.
La medida se dispuso mediante decreto supremo (DS) 016-2022 de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), publicada en el diario El Peruano.
Se establece que el Gobierno nacional, y los gobiernos regionales y locales, dentro del ámbito de sus competencias, promueven y vigilan de acuerdo a las recomendaciones de la Autoridad Sanitaria Nacional: el distanciamiento físico o corporal no menor de un metro, y el uso de mascarilla y/o doble mascarilla.
Así como, el uso de espacios abiertos y ventilados, evitar aglomeraciones; la prestación del servicio público de transporte terrestre de personas con todas las ventanas abiertas del vehículo; locales de entidades públicas y privadas debidamente ventilados, con puertas y ventanas abiertas, cuando sea posible; entre otros.