Luego de 18 días de haber sido abierto al público en general, el Museo Nacional del Perú (Muna) ha recibido una buena cantidad de personas.

De martes a domingo, un grupo de 12 mediadores y mediadoras reciben a los visitantes para recorrer las tres exposiciones temporales habilitadas hasta la fecha. Estas son “La peregrinación histórica hacia el Museo Nacional del Perú”, “No hay país más diverso” y “Recuperando de nuestro patrimonio”.

Esta última es la exposición en que se exhibe patrimonio mueble repatriado de otros países y que cuenta con un altísimo valor para la nación. En esta exposición se muestran los telares de la cultura Paracas entregados por el Museo de las Culturas del Mundo, ubicado en la ciudad de Gotemburgo, Suecia; así como piezas de oro moche repatriadas desde el Reino Unido.

Perfil

El denominador común de los visitantes, en especial los fines de semana, son familias con menores de edad y adultos mayores, así como grupos de jóvenes universitarios. Si bien la mayor cantidad de concurrentes son de distritos aledaños al Muna como Lurín, Pachacamac, Villa El Salvador o Villa María del Triunfo, también asisten personas que residen en el otro extremo de la ciudad, así como visitantes de otras ciudades del Perú.

Por ejemplo, Libertad Pinchi, quien nació en Tarapoto y vive hace 15 años en Bellavista (Callao), no dudó en recorrer la ciudad de Lima para conocer en persona el Museo Nacional del Perú. Su curiosidad y ganas de conocer nuestra historia quedó satisfecha con el recorrido en las tres muestras temporales y la arquitectura del museo.

“Uno como peruano tiene la obligación de conocer la historia y el legado de nuestro país. Cuando vi la apertura por televisión, me llamó la atención porque es un museo completo, puesto que también incentivará la investigación cultural. Si bien aún le falta implementarse con más muestras y piezas históricas, pero eso me incentiva a volver con más gente que tenga la posibilidad de invitar”, resaltó la visitante.

A unos kilómetros del Muna, en la Estancia de Lurín, la señora Alicia Olórtegui convenció a su hijo, y ambos llegaron en el turno de las 10:00 de la mañana. Como vecina del museo, se muestra complacida porque fue testigo de todo el proceso de construcción hasta su apertura hace más de dos semanas. “Es una gran alternativa para todos que exista este lugar tan increíble en el que se está recuperando nuestra historia con piezas en tan buen estado. De hecho, los estamos promocionando en la urbanización donde resido y de seguro retornaré con más familiares cuando se abran otras muestras”, manifestó.

Se reanudan las inscripciones

Si bien los espacios para visitar el Muna están cubiertos hasta fin de mes, la próxima semana se vuelve a habilitar la plataforma virtual https://muna.cultura.pe/reserva-tu-visitapara asistir en setiembre. Salvo alguna nueva medida sanitaria, se continuará con la presencia de 80 visitantes en cada uno de los tres horarios habilitados: de 10:00 a. m. a 12:30 p. m., de 12:30 p. m. a 2:30 p. m. y de 2:30 p. m. a 4:30 p. m.

Los ciudadanos y ciudadanas pueden encontrar mayor información del Muna en las redes sociales creadas en Instagram, Facebook y Twitter con la denominación @munadelperu. También se encuentran detalles en su página web o se puede solicitar enviando un correo electrónico a muna@cultura.gob.pe.

Dato: 2500 personas han visitado en quince dìas al Muna.