Una norma recién aprobada por el Congreso establece que, durante el estado de emergencia sanitaria, los empleadores de manera obligatoria fijarán el trabajo remoto para las mujeres embarazadas o gestantes. O, en todo caso, se le otorgará licencia con goce de haber sujeta a compensación. Más detalles aquí.

El Congreso de la República aprobó, el día de ayer, la Ley que amplía las medidas de protección laboral para mujeres gestantes y madres lactantes en casos de Emergencia Nacional Sanitaria.

Dicha norma, que está pendiente de promulgación por el Ejecutivo, establece que, durante el estado de emergencia nacional sanitaria, el empleador deberá establecer de manera obligatoria el trabajo remoto a las mujeres embarazadas o lactantes con el fin de evitar poner en riesgo la salud de la madre, el feto o el recién nacido.

Además, se prevé que si, por la naturaleza del trabajo no se puede hacer el cambio de modalidad, el empleador deberá asignar a la mujer gestante o madre lactante “labores compatibles con las funciones que originalmente realizaba”. Caso contrario, se le otorgará una licencia con goce de haber sujeta a compensación posterior.

De esta manera, el proyecto de ley N° 6095 fue exonerado de manera unánime de la segunda votación para su aprobación. Con ello, será remitido al Poder Ejecutivo, quien podrá promulgar u observar la medida.