El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) informó a El Comercio que la mujer que atropelló y mató a dos jóvenes en la avenida Javier Prado Oeste (San Isidro), Melisa González Gagliuffi, no volverá a conducir un vehículo en su vida.

Esto debido a que se le cancelará e inhabilitará definitivamente el brevete, tal como lo indica el Reglamento Nacional de Tránsito. Específicamente, se trata de la infracción M39, considerada muy grave, la cual sanciona el “conducir y ocasionar un accidente de tránsito con lesiones graves o muerte inobservando las normas de tránsito dispuestas en el presente Reglamento”.

Esta sanción administrativa es independiente al proceso que se le sigue por la presunta comisión del delito homicidio culposo.

Reglamento Nacional de Tránsito
Reglamento Nacional de Tránsito
Reglamento Nacional de Tránsito

Ayer, el MTC confirmó que la licencia de conducir de González Gagliuffi estaba “retenida” y en proceso de ejecutar la inhabilitación.

El viernes 11 de octubre, aproximadamente a las 8:30 a.m., la camioneta que manejaba Melisa Gonzalez Gagliuffi, de 33 años, atropelló a tres jóvenes que caminaban en la vereda de la cuadra 9 de la avenida Javier Prado Oeste, en San Isidro. Los tres se conocían y se dirigían a realizarse exámenes médicos para la empresa que los había contratado recientemente.

Según las imágenes de una cámara de seguridad, el vehículo, de placa de D9B-075, que iba en el mismo sentido este a oeste –el mismo que los peatones– se despistó, arrolló a los jóvenes y chocó contra las rejas de un edificio.

(Jessica Vicente / GEC)
(Jessica Vicente / GEC)
(Jessica Vicente / GEC)

En su declaración en la comisaría de Orrantia del Mar, González Gagliuffi acusó al conductor de otro vehículo de haber rozado su camioneta, lo que habría ocasionado que ella perdiera el control de su auto y atropellara a los jóvenes. Sin embargo, el jefe de la División de Prevención e Investigación de Accidentes de Tránsito de la Policía Nacional, coronel PNP Gabriel Ferrer, afirmó anoche que González Gagliuffi manejaba a excesiva velocidad y que ningún vehículo le cerró el paso. Precisó que a esa conclusión se llegó en el informe elaborado por peritos de la policía tras analizar el accidente.

Pese a que el atestado policial fue enviado a la Segunda Fiscalía Provincial Penal de San Isidro antes de que se cumplieran las 48 horas de detención, el fiscal Mario Concepción Barrón Cerna ordenó la liberación de la conductora y amplió la investigación a 15 días.

Por ello, la Oficina Desconcentrada de Control Interno de Lima del Ministerio Público solicitó a dicho fiscal un informe detallado sobre la liberación, a la cual califica como “inmotivada”.