Carmen Merino

En los últimos días, el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, deslizó la idea de hacer un cambio en el esquema de vacaciones y pasar de 30 días calendario a 22 días laborables con el objetivo de beneficiar a los trabajadores, teniendo en cuenta el estado actual del sector laboral dentro y fuera del país.

En este contexto, la abogada laboralista y consejera del estudio Payet Rey Cauvi Perez, Cristina Oviedo Alva, explicó que esta propuesta no recorta los días de vacaciones a los trabajadores.

“Los 30 días calendario de vacaciones actuales equivalen a los 22 días laborables propuestos por el ministro”, dijo Oviedo al explicar que dentro de los días calendario se encuentran los días laborables junto a los días de descanso habituales (sábados y domingos en la mayoría de casos).

En la misma línea, la abogada señaló que de establecerse esta modificación es necesario regular el pago por vacaciones para no afectar económicamente a los trabajadores.

“Se debería aplicar la misma proporción, es decir, que si por 30 días de vacaciones calendario se recibe una remuneración mensual, por los 22 días hábiles se debería recibir lo mismo”, señaló.

La abogada explicó también que con la propuesta del ministro Oliva, los empleados podrían disfrutar sus vacaciones con mayor flexibilidad si es que se usan junto a días de semana o feriados.

Asimismo, la especialista aclaró que la legislación actual divide los 30 días de vacaciones en dos bloques de 15 días. El primero puede ser tomado en periodos de 7 y 8 días y el siguiente grupo de forma fraccionada en periodos desde un día.

Sin embargo, con los 22 días que propone el titular del MEF, todos los días hábiles podrían ser fraccionados por el trabajador, bajo un consenso previo con su empleador.

La excesiva flexibilidad de esta propuesta ha sido cuestionada por el aún viceministro de Promoción del Empleo, Fernando Cuadros, quien asegura que esta medida generaría que los trabajadores accedan a vacaciones solo por periodos cortos.

“Si se toma un día hábil de vacaciones no hay un descanso continuo y así se rompe la finalidad de este beneficio que es el de descansar y recuperar las energías para seguir laborando”, aseguró al respecto la especialista.
No es una norma

Al respecto, ayer, el ministro de Economía Carlos Oliva indicó que no se trata de una norma trabajada por el MEF o un decreto que se tenga listo para lanzar, sino que más bien es un tema que se tratará en el espacio de diálogo donde también se dará solución a los inconvenientes que surjan.