La necesidad de fortalecer las acciones conjuntas en materia de tratamiento penitenciario y de resocialización de los internos, expuso la titular de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla, ante los gobernadores regionales del país y sus equipos técnicos.

En este contexto, propuso a las autoridades regionales visitar los centros de rehabilitación juvenil y los recintos carcelarios de sus jurisdicciones para conocer la realidad y las necesidades de las reclusas y reclusos, quienes son personas que deben reinsertarse a la sociedad.

Mayor coordinación

Sostuvo, además, que se requiere una mejor coordinación con las municipalidades, en vista de que muchas veces se enfrentan, por ejemplo, problemas para el otorgamiento de licencias de construcción en casos de ampliación de áreas de trabajo o de albergue en los penales.

“Necesitamos por su intermedio un mayor acercamiento. Tenemos un cronograma de visitas y les informaremos para coordinar todos estos temas”, manifestó la autoridad durante la reunión de presentación de metas de ejecución presupuestal de inversiones 2020, organizada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La ministra de Justicia instó, asimismo, a los gobernadores a que convoquen a los representantes del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) y a los consejos regionales de seguridad ciudadana para que trabajen en conjunto.

“Qué mejor que el personal del Inpe para dar a conocer los espacios donde se puede evitar que los jóvenes y los adultos incidan en la delincuencia”, afirmó Revilla durante el encuentro con los gobernadores.

De igual modo, demandó la colaboración de las autoridades regionales en el desarrollo de programas de apoyo a las poblaciones en el proceso de resocialización.

Remarcó que los gobiernos regionales y locales cuentan con programas de limpieza de calles, pintado de colegios, de albergues, trabajos que las personas con penas alternativas pueden efectuar.

Revilla añadió que en este caso será primordial la suscripción de convenios a fin de que estas personas salden su deuda que tienen con la sociedad.

Centros juveniles

Un singular concurso de misivas destinado a promover la lectura, pero sobre todo permitir que mediante la escritura las jóvenes puedan encontrar la manera de enfrentar y superar su situación, se desarrolló en el centro juvenil de diagnóstico y rehabilitación Santa Margarita, en el distrito de San Miguel.

La iniciativa forma parte del proyecto Ángel-Vivamos, que permite a las adolescentes mediante la redacción de una carta contar sus casos y temores, así como sus esperanzas y sueños, explicó la ministra de Justicia, tras participar en la premiación de este importante concurso.