Se trabajará estrategia con Concytec, así como alianzas con universidades a nivel nacional.

Por Sofía Pichihua

El Ministerio del Ambiente promueve una gestión basada en ciencia y tecnología. En ese sentido, este año se establecerá la Agenda de Investigación Ambiental al 2030 -para la cual se recibirá aportes de la propia ciudadanía, la academia y las entidades privadas-, que se convertirá en el primer paso para la toma de nuevas decisiones en materia ambiental, así como el planteamiento de innovaciones y soluciones tecnológicas para los problemas ambientales en el Perú.

Para establecer esta agenda se han establecido nueve ejes temáticos: calidad ambiental; conservación de las especies y la diversidad genética, deforestación y degradación de los ecosistemas; economía circular y cadenas productivas sostenibles; gestión de riesgos y adaptación al cambio climático; gobernanza ambiental, reducción de emisión de gases de efecto invernadero, gestión integrada de los recursos naturales, y gestión integral de residuos sólidos.
Al respecto, la viceministra de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente (Minam), Elizabeth Silvestre, señaló a la agencia Andina que el desarrollo de investigaciones y de tecnologías enfocadas directamente en los problemas ambientales del Perú fomenta el fortalecimiento de capacidades.
“Lo que se está haciendo es formando más investigadores, entonces, incrementamos la masa crítica de investigadores en las universidades, en las regiones y en nuestro sector”, sostuvo.
La Agenda de Investigación Ambiental al 2030 será trabajada en el sector y luego se pondrá a disposición de la ciudadanía, la academia y el sector empresarial para recibir sus aportes y comentarios.
“Con eso, las universidades y los institutos públicos de investigación tendrán una idea más clara hacia dónde queremos ir como sector, en qué ellos pueden aportar y cómo podemos establecer alianzas estratégicas para trabajar de manera conjunta en la búsqueda de financiamiento. La investigación es sinónimo de alianzas”, dijo.
En su opinión, la investigación científica no es solamente escribir un artículo científico, involucra generar desarrollo tecnológico, así como la promoción del emprendimiento y la obtención de nuevas patentes.
 
Línea de investigación ambiental en universidades
Desde junio, el Ministerio del Ambiente realizará convocatorias a las autoridades de universidades nacionales y privadas en todo el país con el objetivo de promover la adopción, entre sus líneas de investigación, de los ejes temáticos con los que contará la Agenda de Investigación Ambiental al 2030.
Así, el Minam se convertirá en un aliado clave de la comunidad académica. “La investigación se desarrolla, genera el conocimiento y fortalece la universidad, y nosotros lo utilizamos para la toma de decisiones”, detalló.
Asimismo, el sector trabajará con Concytec para que considere estos ejes estratégicos en las próximas convocatorias de concursos de financiamiento de investigaciones básicas o aplicadas.
Siguiente paso: soluciones ambientales 
“Es un paso inicial para consolidar conocimientos ya desarrollados pero que no se han planteado como soluciones concretas”. De esta manera, la agenda permitirá detectar los avances, plantear soluciones e iniciar nuevas investigaciones de las temáticas poco exploradas.
Los ejes temáticos han sido establecidos en base a las problemáticas ambientales que enfrenta el país, pero también el mundo.
“Si al Perú lo ven promoviendo investigación, podemos estar seguros que -de afuera- nos van a mirar y buscar. Eso es establecer alianzas estratégicas a nivel internacional, y también (sirve para) la búsqueda de financiamiento para fondos internacionales”, sostuvo.
Ayer, se publicó la Resolución Ministerial 122-2022-MINAM que crea el Grupo de Trabajo Sectorial -integrado por especialistas del Minam- que se encargará de elaborar la Agenda de Investigación Ambiental al 2030 en un periodo de hasta 90 días.