En que momento crecimos
dejando la protección de los juegos
sacudiendo las sabanas del futuro
convirtiéndonos en extraños

Salpicando la mente de recuerdos
espacios imborrables
de un tiempo de Edén
sin destilar depresiones mundanas

Cuanto de ilusión
quedo grabado en el alma
en esperanzas para un futuro
el cual debió llegar

Fueron días de gloria
en los parques de recreo
sonriendo al tiempo
en los salones de juego

Hoy con los días encima
solo las fotos recuerdan
niñez que se fue
transformando los deseos

Cuanta ilusión nacida de esos días
caricias de madre
que nunca se olvidan
jugando a ser adultos

Hoy en la adultez
recreo los juegos en mi mente
la esperanza de ser escritor
contando las historias del ayer

Veo las fotos
compañeros de aula
sonrisas en el rostro
en una burbuja de jabón

Tiempos que se fueron
tatuando nuestra alma
en los placeres mundanos
de la juventud temprana

Miles de días después
mutamos a un mundo raro
donde la preocupación diaria
se vuelve el alimento cotidiano

Ayer quedo la inocencia
las bicicletas
los trompos
y las chancletas

Hoy tenemos decisiones
crear un futuro
bajo ciertas condiciones
navegando en el laberinto de pasiones

Miles de días después
dejamos la barca
para construir el puerto
que guiara el destino


José Carlos Botto Cayo

LEAVE A REPLY