La crisis ocasionada por la expansión del coronavirus, ha obligado a diversas organizaciones, en todo el mundo, a iniciar un proceso de adaptación de las medidas sanitarias establecidas por los países donde operan, apelando a las herramientas tecnológicas, como las videoconferencia, canal de comunicación seguro.

En ese sentido, Huawei analizó tres escenarios (educación, negocios y eventos) que vienen aprovechando esa tecnología, en medio de la crisis generada por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Sobre la educación, que involucra colegios, institutos y universidades, tanto en Perú como en casi todos los países del mundo, estos establecimientos permanecen cerrados para evitar aglomeraciones que puedan favorecer contagios. Por ello, múltiples instituciones educativas han migrado a plataformas de enseñanza virtuales.

En tanto, en los negocios, según Huawei, diversas fuentes pronostican que los efectos del coronavirus generarán pérdidas de hasta $ 1 trillón en la economía mundial, muchas empresas decidieron migrar del trabajo en oficinas al teletrabajo, en el que las videoconferencias facilitan las reuniones, tanto entre miembros de un mismo equipo, como con aliados, proveedores y clientes.

Señaló que que, para evitar concentraciones masivas, los eventos en todo el mundo han tenido que ser cancelados o postergados hasta nuevo aviso. Sin embargo, esto ha llevado a muchas marcas a migrar a formatos de videoconferencia que funcionan como un nuevo canal para la difusión de sus noticias más destacadas.