El presidente de la República, Martín Vizcarra, atribuyó a una “falta de liderazgo” en el Ministerio Público el que hayan discrepancias como la que se puede ver en el pedido que hizo José Domingo Pérez para poder denunciar al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

“Creemos que el Ministerio Público es una institución que no tiene la solidez que se requiere para trabajar contra la corrupción. No hay un liderazgo que permita que precisamente no hayan estas discrepancias internas”, comentó ante la prensa.

El fiscal del equipo especial para el caso Lava Jato José Domingo Pérez solicitó formalmente el poder denunciar a Pedro Chávarry por el presunto delito contra la administración de justicia, por considerar que habría cometido encubrimiento personal y real contra las investigaciones sobre la campaña de Keiko Fujimori.

En respuesta, el fiscal de la Nación dijo que esta acusación por parte del fiscal anticorrupción está “llena de subjetividades” y que los delitos que se le imputan suponen hechos que no ha cometido, como la ocultación de un investigado o de evidencia incriminatoria.

Al respecto, Martín Vizcarra señaló que esta percepción de que hay una falta de liderazgo en el Ministerio Público no solo es suya, sino que es compartida por otras instituciones como el Poder Judicial.

“Hemos dado nuestra opinión. Nosotros opinamos pero no intervenimos porque respetamos la independencia”, precisó.

Con relación al pedido que hizo el fiscal José Domingo Pérez de mayores medidas de seguridad ante un mensaje que publicó el vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, en contra suya, Martín Vizcarra dijo que ya se le han otorgado garantías.

“Ya el Ministerio del Interior le ha dado garantías (a José Domingo Pérez) mucho antes (del pedido actual) con seguridad para él, para su esposa y para su vivienda. He pedido al ministro del Interior que evalúe si es suficiente o si necesita un incremento en su seguridad”, aseguró el jefe de Estado.

El presidente Martín Vizcarra habló ante la prensa, luego de participar en la entrega de la vivienda número 10 mil a favor de damnificados por el fenómeno El Niño Costero en Chiclayo.