Sofía López y Karina Valencia

Disculpa a medias. El jefe de Estado Martín Vizcarra ofreció un pronunciamiento tras la difusión de nuevos audios que evidenciarían cómo su exsecretaria Mirian Morales le dio instrucciones a la exasistente presidencial Karem Roca, sobre qué decir a la Fiscalía durante el interrogatorio sobre las visitas de Richard Cisneros a Palacio de Gobierno.

“Debo decir a los peruanos que lo que hay aquí es la traición de alguien de mi entorno cercano. Me genera tristeza y, además de la decepción, lamento decir que esto es una situación de índole personal, que ha trascendido a la escena política y que ha sido aprovechada por personajes oscuros”, sostuvo.

ARREMETE. El mandatario dijo lamentar profundamente lo ocurrido; sin embargo, en su perdón adjudicó la responsabilidad a Karem Roca.

“(Quiero) pedir disculpas al país porque una persona del despacho presidencial, en quien yo confiaba, no desde ahora, sino de años atrás, ha generado esta situación con dichos sin base y sin fundamento alguno”, manifestó.

Agregó que no existe ningún delito ni nada ilícito en los audios propalados.

En otro momento, precisó que “ella” (Roca) es un instrumento para desestabilizar al Gobierno y que detrás de todo estaría el congresista Edgard Alarcón, de Unión por el Perú (UPP).

“¿Quiénes están detrás de este complot, cuyos hilos parecieran conducir al mismo presidente de la comisión de Fiscalización?”, enfatizó.

Además, recordó que la Fiscalía presentó una denuncia constitucional contra el upepista y que el titular del Parlamento, Manuel Merino de Lama (Acción Popular), intentó comunicarse con altos mandos militares e, incluso, ha “planeado seudos gabinetes de quienes asumirían después de su vacancia”.

Por último, calificó los hechos como una conspiración y reiteró que no renunciará.

CRÍTICAS. Para el analista político César Campos, el presidente Vizcarra actúa como lo hizo Alberto Fujimori el día en que acusó a Susana Higuchi de desestabilizadora del gobierno.

“La peor parte se la lleva Karem Roca. No solo se nota que es la más joven, sino la menos establece emocionalmente. Puede reafirmarse o comenzar a negar todo, parece que esa es la intención”, explicó el periodista.

Añadió que le llamó la atención la confianza con la que se muestra el mandatario sobre la respuesta eventual que tendrá que dar el Tribunal Constitucional (TC).

Por su parte, el también analista Luis Nunes felicitó al mandatario por sus disculpas, aunque consideró que el pedido de perdón llega un poco tarde. “Parece que el dignatario responde solo cuando lo ponen contra la pared”, dijo a Correo.

Consideró que tras las palabras de Vizcarra, y la de otros líderes políticos, la vacancia no prosperaría.

MÁS DISCULPAS. Cinco horas después, el titular del Parlamento rechazó cualquier vinculación con un complot y “las afirmaciones fantasiosas” del mandatario acerca de la supuesta formación de un seudo gabinete.

Desde el hemiciclo del Congreso, durante el Pleno, aseguró que lo dicho por el presidente -quien debería asistir este viernes ante el Congreso- contribuyen a la confrontación. “No podemos utilizar dichos sin base y sin fundamento que solo alimentan al chisme y al morbo”, indicó al señalar que “estas especulaciones solo contribuyen a generar mayor confusión” frente a la crisis que vive el país ante la pandemia.

Por último, Merino lamentó que las Fuerzas Armadas se hayan visto involucradas en la crisis, aunque fue él quien las implicó.

“Si hacer una llamada ese día puede haber sido inoportuna, por eso expreso las disculpas a las FF.AA”, indicó con tibieza.

Antes del pronunciamiento de Vizcarra, el presidente de la Comisión de Fiscalización, Edgar Alarcón, negó cualquier intención de obtener la presidencia y aseguró que lo que se busca es que “se mantenga la gobernabilidad”.

Agregó que si el jefe de Estado acude este viernes al Congreso por el pedido de vacancia, debe dar explicaciones sobre los audios difundidos y la crisis política que estos desencadenaron.

NUEVA MOCIÓN. En tanto, la bancada de Frente Amplio anunció ayer que evalúa presentar una moción de censura en contra de Alarcón y de Merino de Lama.

A su turno, representantes del partido de Somos Perú, así como César Acuña (APP), Daniel Urresti (Podemos) y Ricardo Burga (Acción Popular) exigieron al Gobierno señalar los nombres de las organizaciones que solicitaron retrasar las elecciones del 2021 por dos años más, tal como lo aseveró el premier Walter Martos el último domingo, sin ofrecer mayores detalles.

Asimismo, Luis Reymundo Dioses, vocero de Somos Perú, consideró que el intento de Merino de comunicarse con altos mandos de las FF.AA. fue “un error, algo inoportuno e inapropiado”; mientras que Urresti lo calificó como “error político”.

Este último, portavoz de Podemos, también negó haber conversado a diario con Vizcarra -como se menciona en uno de los audios- y precisó que solo lo llamaron en tres ocasiones desde que fue electo legislador.