En el pueblo de Rancas, el juez de primera instancia, Francisco montenegro es temido y odiado por sus malas acciones.

Un buen día llega al pueblo de Rancas la Cerro de Pasco Corporation, creando mucha confusión en la población, pues presienten los comuneros que serán despojados de sus tierras para entregarlas a la empresa minera norteamericana.

Los comuneros eligen a Héctor Chacón para matar al abusivo juez Francisco Montenegro por todo el daño que ha cometido. Al cabo de un tiempo llega a Rancas un tren repleto de alambres de púas para cerrar los terrenos de los comuneros que seria de la empresa norteamericana.

Los trabajos de cercado que hicieron fue de más de mil kilómetros de largo con el apoyo de la guardia civil, las autoridades y el párroco del pueblo.

Los comuneros fueron notificados que desalojen las tierras. Las ovejas que comían pasto en los terrenos cercados fueron degolladas como una muestra de intimidación.

La guardia civil emprendió una cacería implacable para captura a Héctor Chacón, el Nictálope, porque se enteraron de que quería matar al juez Montenegro.

Los comuneros se sublevan armados de palos, picos y piedras; pero llego la guardia de asalto. El enfrentamiento entre la guardia de asalto y los campesinos fue cruento y desigual. Murieron muchos campesinos al mando de Fortunato, defendiendo sus tierras.

ANÁLISIS

1. AUTOR: Manuel Scorza Torres

4. CORRIENTE LITERARIA: Neoindigenismo

5. PERSONAJES:

· Francisco Montenegro: Es el juez de primera instancia de la provincia de Yanahuanca, dueño de la hacienda Huarautambo, y de la suerte de los campesinos porque era la encarnación de la injusticia.

· Migdonio de la Torre: Terrateniente de la hacienda “El Estribo”, estrupador infatigable de doncellas, con un apetito sexual insaciable.

· Genaro Ledesma: Es el alcalde de Cerro de Pasco que recogiendo los reclamos de los comuneros se enfrenta a la compañía norteamericana.

· Agapito Robles: Es el personero de la comunidad quien se encarga de la tramitación de los documentos para defender la propiedad de las tierras.

· Fortunato: Es un viejo “cara de sapo” que a pesar de las derrotas siempre está al frente animoso y decidido para luchar por Rancas.

· Mister Harry Troeller: Es el representante de la “Cerro de Pasco Corporation” y en consecuencia la voz del imperialismo yanqui.

· El padre Chasán: Es el sacerdote que por primera vez en la literatura peruana se identifica con los problemas y reclamos de los indígenas.

· Héctor Chacón: “El Nictálope”, que era capaz de ver una lagartija en la oscuridad de la noche. Es un simple campesino que cultiva papas para que Montenegro se las lleve, que cría caballos para que Montenegro lo despoje de ellos. Por tal motivo Chacón querrá asesinar al juez, quien estaba apoyado por el aparato represivo del Estado, y termina en prisión.

6. TEMA PRINCIPAL:

El avasallamiento y despojo por el imperialismo yanqui por intermedio de la “Cerro de Pasco Corporation” de las tierras de la comunidad de Rancas.

7. TEMA SECUNDARIO:

La pugna entre Héctor Chacón y la comunidad de Yanacocha contra Montenegro.

8. AMBIENTE:

Las acciones se desarrollan, mayormente, en la comunidad de Rancas a inmediaciones de Yanahuanca a su vez comprensión de Cerro de Pasco.

9. ARGUMENTO:

En el pueblo de Rancas, el juez de primera instancia, Francisco Montenegro es temido y odiado por sus malas acciones. Un buen día llega al pueblo de Rancas “La Cerro de Pasco Corporation”, creando mucha confusión en la población, pues presienten los comuneros que serán despojados de sus tierras para entregarlas a la empresa minera norteamericana.

Los comuneros eligen a Héctor Chacón para matar al abusivo juez Francisco Montenegro por todo el daño que a cometido. Al cabo de un tiempo llega a Rancas un tren repleto de alambres de púas para cerrar los terrenos de los comuneros que seria de la empresa norteamericana.

Los trabajos de cercado que hicieron fue de más de mil kilómetros de largo con el apoyo de la guardia civil, las autoridades y el párroco del pueblo. Los comuneros fueron notificados que desalojen las tierras. Las ovejas que comían pasto en los terrenos cercados fueron degolladas como una muestra de intimidación. La guardia civil emprendió una cacería implacable para captura a Héctor Chacón, el Nictálope, porque se enteraron de que quería matar al juez Montenegro.

Los comuneros se sublevan armados de palos, picos y piedras; pero llego la guardia de asalto. El enfrentamiento entre la guardia de asalto y los campesinos fue cruento y desigual. Murieron muchos campesinos al mando de Fortunato, defendiendo sus tierras.

10. RECURSOS:

Lenguaje del Autor:

En la obra describe es un lenguaje culto con la que manifiesta acciones reales y ficcionarias, en cada acontecimiento.

Lenguaje de los Personajes:

Tiene un lenguaje, bastante desabrido, como se conoce de la población campesina, en este caso de los campesinos de la comunidad de Rancas.

Figuras literarias:

Es interesante resaltar algunas figuras literarias que tiene la obra como:

Hipérbole:

“El subprefecto era una estatua con una copa en la mano”,

“Ellos vivían en el tejado del mundo”,

“Cerro de Pasco es el culo del mundo”

Metáfora:

“Lo que se desconocía era la mitología fuerza de su tercera pierna”

Metonimia:

“El traje negro descendió a la plaza”.

11. APRECIACIÓN CRÍTICA

Trascendencia:

Nos hace ver la realidad peruana, ya explotación del hombre por el hombre, esto a través de una compañía minera, posterior muerte de muchos campesinos sin justicia alguna. Que como dice Scorza: “Yo he dotado de una memoria a los oprimidos del Perú, a los indios del Perú que eran hombres invisibles de la historia, que eran protagonistas anónimos de una guerra silenciosa, y que tienen hoy una memoria. Tienen esa memoria, está dada ya irreparablemente y no se podrá borrar nunca, porque la han adoptado incluso los pueblos en combate”.

Opinión personal:

Es preciso que la injusticia que hubo en el pasado se tome como experiencia, aunque desagradable pero importante conocer ya que con ello nos muestran como nuestros hermanos indígenas trataron de luchar sin el apoyo del Estado, y hasta ahora se da esta situación en Cajamarca, Arequipa y otras zonas del país. Tenemos que hacer respetar nuestros derechos como lo hicieron nuestros hermanos de los andes, para ello, basta ya de atropellos que actualmente nos gobierna como es este Estado Peruano que solo sirven a grandes corporaciones mineras que son extranjeras y que vienen solo a consumirnos y dejarnos en la pobreza. Tenemos actualmente un ejemplo claro como la inmersión de la minera Conga en Cajamarca, que solo su objetivo es terminar con nuestra riqueza aurífera, que beneficia tan sólo a unos pocos y a nosotros nos dejan en el olvido y para el colmo es apoyado por el Estado Peruano, por ello, luchemos contra la injusticia y el atropello, basta ya. La obra de Manuel Scorza nos sirva para combatir y hacer respetar nuestros derechos.

12. CONCLUSIONES:

La novela denuncia explícitamente los abusos sufridos por las comunidades campesinas de los Andes Centrales, de mayoría indígena, y su lucha contra la explotación y la injusticia. Sin embargo, aunque la obra de Scorza responde a una interpretativa que dialoga con la tradición literaria peruana, representada por el indigenismo, trasciende sus límites y convenciones, y huye de esa etiqueta en un proceso constante y paulatino que se mueve en dos niveles. Uno histórico real y otro ficcional, que desde un enfoque mitológico y fantástico tiene como función constituir una aclaración de la realidad.

Profesor David