El primer vicepresidente del Congreso, Luis Valdez (Alianza para el Progreso), dijo creer este martes que el presidente Martín Vizcarra no tiene responsabilidad en los hechos que investiga la Comisión de Fiscalización del Congreso de la República.

Sin embargo, consideró que la participación del mandatario “así sea por un pliego” va a ayudar a definir los casos que este grupo de trabajo tiene a su cargo.

Más allá de que se estén investigando algunos hechos que, más allá de que el presidente de la República tenga responsabilidad o no, yo creo que no, pero al final creo que va a ayudar a definir. Yo he sido gobernador regional y cuando he designado a un funcionario de confianza, lo he hecho”, expresó diálogo a Canal N.

No creo que ahí pueda haber algún tipo de mayor sensibilidad, pero sí creo que es sano para el proceso algún tipo de cargo [que brinde su declaración], más aún cuando se han puesto en tela de juicio actos administrativos”, señaló.

En esa línea, el parlamentario indicó que “no sería prudente” censurar a la ministra María Antonieta Alva en el marco del estado de emergencia producto del coronavirus (COVID-19), ya que un nuevo ministro no tendría “tiempo ni espacio para lidiar” con la crisis económica.

No creo que sea prudente seguir adelante con una censura, no porque existan razones suficientes, sino porque creo yo que es inoportuno para que venga un nuevo equipo al Ministerio de Economí, para el aprendizaje. No hay tiempo ni espacio para lidiar con la crisis en tiempo real”, manifestó.

Pido cabeza fría, tranquilidad. Quedando tan poco para que termine el Gobierno, creo que es momento de tender los puentes y permitir que terminen el Gobierno y puedan entregar la posta de una manera tranquila, transparente y sana”, agregó.

Finalmente, Valdez rechazó “de manera categórica” las declaraciones del congresista Daniel Urresti (Podemos Perú), quien este lunes denunció que el presidente Martín Vizcarra “ha negociado bajo la mesa con tres grupos parlamentarios” para impedir censura de la ministra Alva.

El primer vicepresidente del Parlamento dijo respetar al parlamentario, pero le pidió no dejarse llevar “por las emociones” para “expresar determinados calificativos y señalamientos”.

No ha habido ningún tipo de conversación, creo que hemos mostrado siempre imparcialidad, objetividad, pero también tranquilidad al momento de tomar decisiones. No estamos de acuerdo con cómo está terminando el Gobierno, pero somos conscientes que estamos a 8 meses de terminar este Gobierno y poco o nada podría hacer el próximo ministro o ministra que pueda venir”, expresó.