Luis Castañeda Lossio, exalcalde de Lima, y César Villanueva, exprimer ministro de dos presidentes, ambos presos, han optado por colocar sobre la mesa sus estados de salud como argumento central para solicitar al Poder Judicial la excarcelación.

Los abogados de su defensa han creído conveniente describir con todo detalle la naturaleza de las enfermedades que ambos exfuncionarios políticos padecen.

CASTAÑEDA

El defensor legal de Luis Castañeda, el abogado Luis Vivanco Gotelli, expuso ante el juez los cuatro males que aquejan a su patrocinado (ver infografía).

Durante la audiencia de apelación por los 24 meses que le impuso la jueza María de los Ángeles Álvarez, solicitó la comparecencia con restricciones para el exburgomaestre de Lima.

Refirió el abogado que Martín Bustamante, exbrazo derecho de Castañeda, mintió al sindicar al exalcalde de darle directivas como “no echar a José Luna y Giselle Zegarra”, sus coinvestigados en este caso.

Castañeda es acusado de recibir supuestos aportes de las empresas OAS y Odebrecht para su campaña municipal del año 2014.

A través de una videoconferencia desde el penal Miguel Castro Castro, refirió al juez superior Juan Guillermo Piscoya que se encuentra mal de salud y que se están violentando sus derechos humanos, rechazando la versión de Bustamante.

“Yo trabajé, y eso consta en la escuela de preparación de gestión pública que fue cuestionado por el señor Bustamante, en el sentido de que por ahí se me pagaba dinero de Odebrecht y todos los brasileños. Eso es total y absolutamente falso (…) y eso lo sabe él bastante bien y lo encaro. No me oculto en anonimatos hoy descubiertos”, dijo.

Castañeda Lossio terminó su participación pidiendo a los jueces que “hagan valer su autonomía” y cuestionando, sin citarlo, al presidente Martín Vizcarra.

“Es momento que los peruanos nos pongamos de pie y actuemos al lado de la legalidad, que nos olvidemos de estar sometidos a abusos de quien constitucionalmente es un usurpador que será sometido por más de 50 procesos que tiene. Que a él se le implique también esta misma legislación”, señaló antes que el presidente de la sala, Juan Guillermo Piscoya, lo interrumpiera para concluir la sesión.

Por su parte, el fiscal superior del equipo especial, Hernán Mendoza, enfatizó ante la sala que existe peligro de obstaculización al tener la declaración de un colaborador eficaz 155-2019, quien le pidió que no “echara a José Luna Gálvez y Giselle Zegarra”.

VILLANUEVA

Males crónicos presuntamente agravados por la cárcel, y la edad del expremier César Villanueva -73 años- son los pilares que su defensa legal esgrimió ante el juez con la pretensión de que se revoque la prisión preventiva por la de detención domiciliaria.

El juez Jorge Chávez Tamariz tomó nota de las alegaciones del fiscal Germán Juárez Atoche y del abogado defensor Jaime Bustamante.

Hoy, a partir de las 9:00 de la mañana, el magistrado dará a conocer su pronunciamiento.

Según el abogado de Villanueva, este es “una persona de edad avanzada que sufre de enfermedades irreversibles graves que pueden tratarse, aunque no curarse ni eliminarse”.

Añade que tales afecciones se han agravado en prisión. “Acá estamos hablando de agravamiento de las enfermedades crónicas preexistentes”, subrayó.

En ese marco, propuso que la detención domiciliara se cumpla en la casa de Villanueva. En cuanto al peligro de obstaculización, asegura que “es un tema fácilmente controlado con una custodia policial”.

FISCAL

El fiscal Juárez Atoche solicitó al juez declare infundado el pedido de la defensa en vista que, a su juicio, no cumple con los presupuestos que exige la ley y no ha sido debidamente motivado.

Según el fiscal, la defensa “no nos ha dicho de qué manera se va a evitar los supuestos de obstaculización y peligro de fuga. Estos dos presupuestos dieron origen a la imposición de la prisión preventiva”.

Comentó que la salud del expremier ya fue analizada en la audiencia que dictaminó la prisión preventiva en la que se llegó a la conclusión de que sus males eran controlables.